Publicado: 08.11.2013 11:24 |Actualizado: 08.11.2013 11:24

La legión extranjera en la Roja

Diego Costa será el cuadragésimo futbolista nacido fuera de España en vestir la camiseta roja. Nombres como el de Di Stéfano, Kubala o Puskas han dado lustre a la selección a lo largo su historia pero solo Marcos S

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Diego Costa debutará con toda probabilidad con España el próximo sábado 16 contra Guinea Ecuatorial en Malabo. Cuando lo haga, el delantero del Atlético se unirá a la ilustre lista de jugadores que sin nacer en España han disputado partidos con la selección nacional. Si Del Bosque le da la oportunidad, será el cuadragésimo futbolista no nacido en España y el décimo extranjero nacionalizado que juegue con la Roja. 

Desde los años 20 la selección española se ha llegado a nutrir de verdaderas estrellas del balompié como Alfredo Di Stéfano, Ladislao Kubala, Ferenc Puskas o José Eulogio Gárate. Sin embargo, tan solo uno de estos 38 futbolistas ha sido capaz de levantar un título vestido con la Roja. Estamos hablando de Marcos Senna, el hispano-brasileño al que hizo debutar Luis Aragonés en marzo de 2006, que disputó ese mismo año el Mundial de Alemania y que en 2008 formó parte del equipo que levantó la Eurocopa en Viena. Es, con 28 partidos, el segundo 'extranjero' que más vestido la camiseta española. Pero ningún otro ha ostentado el honor de conquistar un trofeo internacional. 

Hasta ahora han sido nueve los futbolistas que cambiaron su nacionalidad para jugar oficialmente con España. A la cabeza de ellos se sitúa Di Stéfano, quien jugó 31 partidos internacionales y marcó 23 goles, una cifra que le mantiene entre los 10 máximos goleadores de la historia de la selección española. Antes de ser internacional con España, lo fue seis veces con Argentina.

Otro futbolista ilustre es Ladislao Kubala, quien fue 19 veces internacional con España y marcó 11 goles. Fue el primer nacionalizado en debutar con España, en 1953 con derrota en Argentina y se despidió en el Bernabéu en 1961. Además, fue seleccionador español entre 1969 a 1980, un récord de once años que dura hasta hoy. Puskas debutó ya mayor con la selección española. Tenía 34 años y lo hizo con una victoria ante Marruecos y disputó tres partidos en el Mundial de 1962.

El argentino Juan Carlos Heredia marcó época en el Barcelona y Kubala le hizo debutar ante Rumanía (1-0) en un partido valedero para la Eurocopa 80. Otros dos nacionalizados llegaron a debutar el mismo día. Donato y Pizzi se estrenaron a las órdenes de Clemente en un partido ante Dinamarca (3-0) en Sevilla de clasificación para la Eurocopa de 1996. Después lo haría el brasileño Catanha, que debutó con Camacho en un España-Israel (2-0) de la fase previa del Mundial 2002. Y el último nacionalizado fue el argentino Mariano Pernía, que disputó once partidos y el Mundial 2006 con Luis Aragonés al frente.

La laxitud en la legislación de la FIFA hasta hace unos años provocó que muchos jugadores pudieran disputar encuentros con selecciones diferentes con el único requisito de estar nacionalizados. Algunos futbolistas, incluso, recurrieron a las trampas para poder jugar con España y lo hicieron con documentación falsa. Fue el caso del paraguayo Anastasio Jara -que disputó un partido de clasificación para la Eurocopa 68-, el argentino Óscar Rubén Valdez -disputó nueve partidos- y el brasileño Heraldo Becerra -jugó un amistoso contra Turquía-. Ahora, aquel jugador que haya disputado aunque sea un solo minuto oficial con un combinado nacional ya no podrá vestir la camiseta de ninguna otra selección. En el caso de Diego Costa ese impedimento no existe, ya que tan solo ha disputado dos encuentros amistosos con Brasil, ante Italia y Rusia en marzo.

Además de los diez 'extranjeros', la selección española ha sido hogar durante su historia de otros 38 jugadores que nacieron fuera de España, aunque no precisaron cambiar de nacionalidad para acceder al equipo. Hay que remontarse a los años 20 para encontrar al primer jugador extranjero que debutó con España. Fue Paulino Alcántara, en 1921, nacido en Filipinas, que era un territorio español de ultramar. El último caso ha sido el del jugador que milita ahora en el Bayern Thiago Alcántara, hijo de Mazinho y que disputó tres partidos en 2011. Pese a nacer en Italia y de padre brasileño, Thiago ha vivido en España desde los tres años y ha jugado en todas las categorías del fútbol nacional.

Además de los hasta ahora citados, otros futbolistas lograron vestirse la zamarra roja debido a que eran hijos de emigrantes españoles nacidos fuera de España, nacidos en territorios coloniales independizados o perdidos con posterioridad u oriundos (es decir, jugadores nacidos en Latinoamérica cuyos ascendientes fueron emigrantes españoles).  Fueron los casos de Marcelino Galatas (Filipinas); Roberto López Ufarte, José Antonio Ramos y José Luis López (Marruecos); Álvaro Cervera (Guinea Española); Luis Cembranos (Suiza); Cristóbal "Curro" Torres (Alemania); Gerardo Miranda (Mauritania); Armando Álvarez (Francia); Ramón Zabalo (Inglaterra); Albert Celades (Andorra); Thomas Chistiansen (Dinamarca); Pier Luigi Cherubino (Italia); Emilio Sagi "Sagi Barba", Héctor Rial, Roberto Martínez, Rubén Cano, Juan Carlos Touriño, José Eulogio Gárate, Eduardo Arbide y Juan Errazquin (Argentina); Francisco Martín Arencibia y Jesús Alonso (Cuba); José Emilio Santamaría (Uruguay) y Eulogio Martínez y Heriberto Herrera (Paraguay).

Alfredo Di Stéfano (31 partidos y 23 goles entre el 30/01/1957 y el 10/12/1961)

Marcos Senna (28 partidos y 1 gol entre el 01/03/2006 y el 03/03/2010. Campéon de Europa en 2008)

José Antonio Pizzi (22 partidos y 8 goles entre el 30/11/1994 y el 19/06/1998)

Ladislao Kubala (19 partidos y 11 goles entre el 05/07/1953 y el 02/04/1961)

José Eulogio Gárate (18 partidos y 5 goles entre el 22/10/1967 y el 17/04/1975).