Público
Público

Los leones no asustan a nadie

Camerún aburre y pierde ante Japón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Mundial necesita más velocidad. Los surafricanos se aferran a la vuvuzela como si fuera una droga porque buena parte de las cosas que ven en el césped los obliga a divertirse de otra manera: cuando el fútbol no cumple, hay que buscar alternativas mejores.

Etoo llegaba al campeonato con la boca caliente, como es habitual en él. Habla del paraíso africano y de la potencia de su selección, pero las palabras no se tradujeron en hechos sobre el césped. Camerún, que cuenta con el ampuloso nombre de los leones indomables, no demostró nada en su partido contra Japón. Mil toques y posesión de balón, pero sin saber qué hacer con él.

Todos los jugadores cameruneses, incluido Etoo, se confundieron con el paisaje, eran como postes en el terreno de juego que tocaban, tocaban y tocaban, pero sin ninguna intención. Un espanto, parecían ensimismados en hacer una película experimental, de esas en las que nunca pasa nada. Sólo al final, muy al final, tuvieron dos oportunidades merecedoras de un apunte: un tiro al palo de Mbia y un remate de Webó a centro del incombustible Geremi que paró Kawashima. Dos ocasiones que parecieron enormes, más por el tono gris del partido que por su espectacularidad.

Enfrente, Japón, en el papel de víctima, se dedicó a mantener el orden y a esperar su momento que, increíblemente llegó. Fue en una jugada de Matsui, el más notable de los nipones, por la banda, un buen centro por la izquierda que aprovechó un tremendo desajuste de la defensa camerunesa -además de lentos, son desorganizados- para que Honda rematase solo en el segundo palo. Una acción aislada y tres puntos para la mochila en un grupo en el que no parece que vaya a estar muy cara la clasificación para octavos de final.

África, la protagonista del evento, sigue dejando una imagen triste de su fútbol. Ninguno de los equipos que ha saltado al campo ha demostrado nada. Ese fútbol físico y vibrante, en ocasiones alocado, al que tenían acostumbrados a los aficionados en otras grandes citas, parece desaparecido. Ahora hay más táctica y menos fantasía, ahora parece importarles la derrota, ahora se ha perdido un poco de la esencia africana. Será la presión de jugar en casa.

1 - Japón: Eiji Kawashima; Yuto Nagamoto, Yuji Nakazawa, Marcus Tulio Tanaka, Yuichi Komano; Daisuke Matsui (Shinji Okazaki, m.69), Keisuke Honda, Yuki Abe, Makoto Hasebe (Junichi Inamoto, m.88), Yasuhito Endo; Yoshito Okubo (Kisho Yano, m.82)

0 - Camerún: Souleymanou Hamidou; Stephane Mbia, Nicolas Nkoulou, Sebastien Bassong, Benoit Assou-Ekotto; Joel Matip (Achille Emana, m.75), Jean Makoun (Geremi, m.75), Eyong Enoh; Samuel Eto'o, Pierre Webo, Eric Choupo Moting (Mohamadou Idrissou, m.75)

Goles: 1-0, m.39: Honda

Árbitro: Olegario Benquerenca (Portugal), amonestó al japonés Abe y al camerunés Nkoulou

Incidencias: Encuentro de la primera fase del Mundial de Sudáfrica disputado en el Estadio Free State, de Bloemfontein, ante unos 43.000 espectadores.