Público
Público

La lesión de Rudy enturbia la victoria

El Madrid puede perder un mes al escolta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una mala caída de Rudy Fernández enturbió ayer la sufrida victoria del Real Madrid ante el Spirou Charleroi (93-89) en la sexta jornada de la Euroliga. La lesión llegó cuando faltaban seis minutos para el final del partido. Rudy saltó en una jugada de ataque para evitar que un balón saliera de la pista y cayó al suelo. Inmediatamente se echó la mano a su rodilla izquierda y con gesto de dolor, pidió asistencia médica. Tras ser atendido en la pista, el jugador abandonó el encuentro cojeando por el fuerte hematoma.

El técnico del Real Madrid, Pablo Laso, explicó que Rudy se asustó por el dolor que sintió en su rodilla. El jugador será sometido hoy a diversas pruebas para ver el alcance de su lesión, que le podría alejar un mes de las canchas. El partido se decidió en los últimos instantes gracias, sobre todo, a Ibaka. Con 12 puntos, nueve rebotes y cinco tapones, el pívot completó su mejor actuación con el Madrid. Pese a ser el último clasificado, el Spirou puso en muchos aprietos a los locales, que empezaron muy flojos y perdiendo el primer cuarto (21-27). Laso tuvo que empezar a mover el banquillo. Fue entonces cuando emergieron Ibaka y Pocius, que acabó el choque con 20 puntos.

Tras llegar al descanso con el marcador muy igualado (48-46), la imprecisión marcó el juego de ambos equipos. Con una ventaja de un punto (70-69) tras el tercer cuarto, el partido encaraba su recta final sin nada decidido. Una técnica de Begic por protestar complicó las opciones del Madrid, que no acababa de arrancar. Pero otra técnica, esta vez a Welsch, y un arreón de Ibaka y Pocius daban aire a los hombres de Laso, que a falta de dos minutos ganaban por ocho puntos (90-82). Sin embargo, el equipo belga luchó hasta el final. El Real Madrid consigue así su cuarta victoria y se afianza en la segunda posición de su grupo.

También ganó el Barcelona al Olimpija de Ljubliana (72-46) con 14 puntos de Navarro, que se convierte en el mejor anotador en la historia de la Euroliga con 2.716 puntos.

Además, el Caja Laboral venció al Fenerbahce (90-85) tras disputar una prórroga. Y Unicaja cayó ante el Panathinaikos en el último segundo (76-77) tras un triple de Diamantidis.