Público
Público

El Levante no se baja de la nube

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Levante prolonga su particular semana exitosa. Tras su triunfo del domingo ante el Madrid, cayó el Rayo, que arrancó animoso. Avisó, no dio y, en cambio, sí lo hicieron a la primera los azulgrana. Marcó Valdo y ahí cambió el decorado.

La pérdida del centro del campo vallecano, donde se echó en falta a Movilla durante la primera mitad, dejó en evidencia sus carencias defensivas, que se tradujeron en un manojo de nervios que supo aprovechar muy bien el Levante. Tampoco a balón parado fueron eficientes los madrileños, y en un córner botado por Barkero apareció la corpulencia del exrayista Ballesteros para conectar un cabezazo que parecía cerrar el choque.

El Rayo no perdió la ilusión, y en la segunda mitad salió en busca del milagro. Sandoval se la jugó con una defensa de tres y tiró de Movilla y Pacheco. El dominio franjirrojo era ya absoluto, pero ineficaz ante portería. La salida de Tamudo fue una vuelta de tuerca en el ataque, con un Michu ya más adelantado a posiciones más naturales y peligrosas.

Y entre tanto, el Levante esperaba bien colocado al acecho de una contra definitiva. Koné pudo ampliar la ventaja, pero fue Tamudo el que acortó distancias con suspense. Falló el penalti, pero lo subsanó inmediatamente en el rechace. Cuando parecía más cerca el milagro, llegó la expulsión directa de Botelho y frenó la remontada. Movilla siguió moviendo a los suyos, pero el partido ya estaba perdido.