Público
Público

El Levante pega fuerte

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ilusión se transforma y cambia de manos. El partido empezaba con un Alcorcón crecido, un equipo que se veía en cuartos gracias a su ventaja en la ida (2-1) y terminó con la alegría del otro equipo, el Levante, que constata que esta es su temporada. Los granotas, que en noviembre consiguieron ser líderes de Primera, algo que nunca habían logrado antes, tiraron ayer otro muro y consiguieron entrar en cuartos de Copa, otro nuevo hito en su historial.

El Levante es un equipo más solvente que brillante, sobre todo bien dirigido. Sus jugadores, veteranos con talento en su mayoría, tienen tan claras sus virtudes como sus limitaciones y las realizan sobre el campo con prestancia. El partido fue un abuso del equipo de Primera, los de JIM impusieron su ritmo desde el principio y se quedaron con el balón mientras que el Alcorcón soñaba con poder tomar el esférico. La primera mitad terminó con 2-0 y diez saques de esquina a favor de los granotas, muestra clara de lo acontecido.

Los goles fueron una muestra de eficiencia: balón parado, contragolpes y remates fulminantes. Especialmente bonito fue el de Rubén Suárez, el cuarto del partido y que cerró definitivamente la eliminatoria. Tiró una falta muy lejana, de esas que nadie cree que vayan a llegar al marco y lo hizo con la fuerza y precisión de los más grandes. Buscó el palo y el meta del Alcorcón sólo pudo aplaudir.