Público
Público

El liderato, aliciente contra el frío

Los de Pellegrini intentarán salir de Glasgow con victoria y esperar a lo que haga el Manchester

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El frío Glasgow no tiene quien lo caliente. Celtic y Villarreal juegan hoy el partido que cierra la fase de clasificación a octavos con los escoceses sin opciones y los castellonenses ya metidos en la siguiente ronda. Por eso cualquier aliciente sirve. Por ejemplo: si los de Pellegrini ganan y el Manchester no lo hace, serán primeros de grupo. O éste otro: el técnico chileno cumple 50 partidos en competiciones europeas y le gustaría celebrarlo como campeón de grupo.

Hasta el defensa escocés Mark Wilson reconoce la frialdad del choque. Dice que es un partido 'extraño', porque a estas alturas no se juegan nada, cuando lo lógico es que tuvieran alguna opción. Fría se quedó también su afición cuando el pasado domingo vio truncada la racha de imbatibilidad de su equipo en campo del Hibernian. O sea, que Celtic Park se halla bajo cero, deportiva y climátológicamente.

En ese gélido escenario, el Villarreal tratará de ensayar una victoria que sirva para calibrar su futuro y, con permiso del Manchester, lograr la cabeza de grupo. Para ello deberán de recuperar la solidez defensiva perdida en los últimos choques. Y como, según la retórica de Boskov, 'fútbol es fútbol', Pellegrini también ha señalado que los errores de su equipo les 'obliga a mejorar en este aspecto'. Lo dicho: frío y tópico partido.