Público
Público

Lío en el Barça por el fin de las secciones

La oposición pide a Rosell que rectifique

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La iniciativa aprobada por la junta directiva del Barcelona de reducir el presupuesto de las secciones profesionales del club, eliminar la de béisbol y limitar la competición del resto de secciones no profesionales exclusivamente al ámbito de Catalunya provocó ayer la queja de los que fueran candidatos a la presidencia azulgrana en las última elecciones. Marc Ingla, Agustí Benedito y Jaume Ferrer unieron fuerzas tras meses de silencio para remitir una carta conjunta al presidente del Barcelona, Sandro Rosell, en la que solicitan que la junta 'rectifique la decisión' y 'restituya el papel esencial que las secciones profesionales y no profesionales deben de tener en la estructura del club'.

Los excandidatos entienden que las secciones 'son un importante exponente de la singularidad' del Barcelona y 'un elemento que define su entidad'. Además, muestran su apoyo a los delegados de estas, que intentan convencer a los directivos del club de su viabilidad. En principio, desde la junta y la dirección general del Barça se esgrimen motivos económicos para justificar la medida.

El Barcelona cuenta en este momento con cuatro secciones profesionales (baloncesto, balonmano, hockey sobre patines y fútbol sala) y ocho no profesionales (baloncesto en silla de ruedas, atletismo, rugby, béisbol, voleibol, hockey hierba, hockey hielo y patinaje artístico sobre hielo) que, esta temporada, se han repartido unos 43 millones de euros, de los más de 400 del presupuesto del club. El baloncesto se lleva casi tres cuartas partes de esos 43 millones y las secciones no profesionales, unos 2,5. De cara al futuro más inmediato, el club querría limitar esa cifra a un millón.

Los miembros de las secciones no profesionales del club y sus familiares también emitieron ayer un manifiesto para mostrar su 'sorpresa' por la decisión de la junta presidida por Rosell. Recuerdan en su escrito que durante la campaña electoral, el dirigente insistió en su programa en la 'potenciación del Barcelona como un club polideportivo único en el mundo'. Una proclama que 'el presidente repitió durante la última asamblea de socios compromisarios', abundan.

Los miembros de las secciones no profesionales del club que cuentan con unos 1.200 deportistas federados aseguran que la restricción en el ámbito competitivo de alguna de las disciplinas las convertiría en 'deportivamente inviables' e incluso 'compromete seriamente su existencia'.

El portavoz de la junta azulgrana, Toni Freixa, también anunció que el club calcula reducir el presupuesto de las secciones profesionales de forma significativa en los próximos cinco años. Esta temporada, el presupuesto del baloncesto, el hockey, el balonmano y el fútbol sala representa un 10% del total del presupuesto del club; la pretensión del director general de la entidad, AntoniRossich, es que en 2016 sea de un 5%.