Público
Público

Líquidos para combatir el calor y la decepción

Esta es la crónica del día, según el horario de Abu Dabi, en el que Fernando Alonso pensó coronarse tricampeón y, cosas de la F1, no lo logró

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esta es la crónica del día, según el horario de Abu Dabi, en el que Fernando Alonso pensó coronarse tricampeón y, cosas de la F1, no lo logró:

10.30: Suena el despertador en el hotel. Fernando Alonso se levanta y va a desayunar ligero. No es necesario ingerir calorías en abundancia, ya que luego tomará más alimentos en el circuito. Y siempre de forma moderada, pausada. Hay que combatir la deshidratación con mucho líquido. Es primordial en Abu Dabi.

11.45: Últimos preparativos antes de ir hacia el circuito. No puede olvidarse el ordenador personal. Todo lo demás está en el hospitality o en los boxes de Ferrari en el circuito de Yas Marina. Tranquilidad.

12.54: Llega al circuito acompañado de su representante. Algunos fans le alcanzan a la puerta del paddock. Cuando entra en él, las cámaras lo rodean y unos metros más allá varias personas le piden fotos y autógrafos.

14.30: Comida rica en carbohidratos y mucho líquido para prepararse para la carrera. Luego, un rato de relajación. El rey Juan Carlos pasa a saludarle.

16.22: El asturiano ya está dentro del garaje de Ferrari. Se ajusta el casco y se introduce en el monoplaza.

16. 35: Se demora algo más de lo habitual y sale hacia la pista en su F10. Sólo da una vuelta antes de acomodarse en la parrilla.

17.00: Comienza el GP de Abu Dabi. Las cosas comienzan a torcerse para el bicampeón.

18.48: Apenas se baja del coche se sienta en un rincón del garaje de la FIA y bebe un refresco que le acerca su fisioterapeuta. Le acompaña también su mánager. Unos minutos después, habla en rueda de prensa para las televisiones de todo el mundo. Aún no se puede creer lo que ha sucedido.

19.30: Una vez finalizada su pequeña charla con los ingenieros, se dispone a hablar para la prensa en la parte trasera del hospitality del equipo. Su cara lo dice todo: está abatido por haber perdido el título. Allí se queda durante 20 minutos.

21.02: Cena algo ligero y se va hacia la salida del circuito. Se termina el día, es momento de reflexión: hay que empezar a pensar en 2011. El sueño de ser campeón se ha roto este año.