Público
Público

Lissavetzki: "Los Juegos no van a empobrecer a nadie, sino que pueden enriquecer"

El actual portavoz del PSOE en Madrid y exsecretario de Estado para el Deporte en las anteriores intentonas olímpicas sostiene que organizar los Juegos "no es un capricho"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pese a su apoyo por tercera vez a la candidatura olímpica para la capital, Jaime Lissavetzki (Madrid, 1951) reconoce las diferencias al respecto en el seno del PSOE, pero defiende que contó con el visto bueno de Zapatero, Rubalcaba y Tomás Gómez.

¿Cuáles son sus motivos para apoyar la candidatura?

Cuando se celebraron las elecciones, el anterior alcalde Gallardón me preguntó si apoyábamos esta candidatura. Yo puse unas condiciones. Por un lado, que no se gastara ni un solo euro en infraestructuras hasta que se nos concediera, si se nos concedía, cosa que se ha hecho. Y en segundo lugar, que el coste de la candidatura fuera como máximo el 50% de la candidatura anterior. Y los dos requisitos se han cumplido.

Creo que además Madrid tenía una ventaja, y es que había hecho ya una inversión muy importante en infraestructuras. Con lo cual, serían unos Juegos más baratos o menos caros a la hora de afrontarlos. Yo soy de los que piensa que unos Juegos bien organizados pueden generar un crecimiento económico, y por tanto también puede tener un efecto positivo sobre el empleo. Como ha ocurrido en Londres, donde ha llevado a un incremento del 1% del PIB, cosa que no ocurrió, también es cierto, en Atenas.

Dicho de una manera muy deportiva: es como si estás corriendo una carrera de 100 metros, vas en el metro 90, tienes alguna posibilidad de ganar y de pronto vas y te retiras. Pues después de los intentos que hemos tenido en 2012 y 2016, yo creo que merecía la pena intentarlo ahora.

Usted impulsó las candidaturas de 2012 y 2016, ¿apoya la de 2020 por coherencia o cree firmemente?

Para mi era difícil de decidir, ya que yo venía de ser secretario de Estado para el Deporte. Por eso consulté tanto al presidente Zapatero, al candidato Rubalcaba y a Tomás Gómez, secretario general del PSM. Los tres me dijeron que hiciera lo que yo viera, y me dieron el visto bueno para intentar apoyar este proyecto. No es sólo coherencia, porque si lo miras desde el punto de vista deportivo la coherencia es esa. Pero cuando estás en otro puesto y cuando se vive una situación como la que se vive ahora mismo de crisis económica y social, pues se puede tener una cierta lectura de que se gasta el dinero en cosas que no son importantes.

¿Ha recibido algún tipo de presión dentro del PSOE?

'Serían unos Juegos más baratos o menos caros a la hora de afrontarlos'

No, yo no lo llamaría presión. Yo estoy yendo ahora a todas las agrupaciones y comento esto mismo que te comento a ti. Y en ese sentido, hay algunas personas que no están de acuerdo. Pero cuando lo explicas también te entienden muy bien, y dicen que es cierto que puede ser una oportunidad para Madrid, y después de todo lo que nos hemos gastado a lo mejor merece la pena. Hay un debate limpio e interno, yo nunca lo definiría como presión. No es un capricho, y mucho menos un capricho mío. Es algo que viene bien a Madrid, que está ahora mismo paralizada. No hay una inversión de nada, no hay desde el punto de vista urbanístico prácticamente ninguna actuación en marcha.

¿Hay voces discrepantes al respecto entonces en el PSOE?

Alguna voz puede haber, por supuesto, como puede haber en la sociedad. Porque el PSOE no es un partido de pensamiento único. Pero yo he pasado por los máximos responsables y me han dicho que siguiera adelante con los criterios de austeridad y de gasto no excesivo. Y esto es lo que se está intentando. Si nos los dan, creo que la gente se pondrá muy contenta, y si no nos los dan nos dirán que cómo hemos hecho esto. Creo que son riesgos y oportunidades que hay que asumir, y pienso que la política está para tomar esos riesgos si es que hay una oportunidad.

De verdad que mi decisión la tomo pensando en lo que creo que puede ser lo mejor para Madrid, no pensando en mi pasado de secretario de Estado para el Deporte. Sería absurdo. Si no hubiera consultado a los máximos responsables del partido, no hubiera dado un paso adelante.

¿Qué ha cambiado en esta candidatura con respecto a las de 2012 y 2016?

Ha cambiado, primero, que aquí se tomo una decisión, que es darle más peso al mundo del deporte. En las otras... la palabra no es politización, pero tenía quizás más peso el alcalde de Madrid, y ahora tiene más peso el Comité Olímpico Español. Desde el punto de vista organizativo esa puede ser una diferencia. No hay muchos cambios, se ha intentado hacer lo más austero posible, se han reducido sedes y se han intentado aprovechar algunas que había.

Ahora quedan por hacer algunas infraestructuras, como el centro acuático, que está a medio hacer y hay que darle una solución de ciudad. Sería bueno que nos dieran los Juegos para poder terminar este centro y, si no, poder reconvertirlo en otra cosa también ligada al deporte. Y también hay que reconocer que está todavía un poco en el aire la operación de La Peineta y el Atlético de Madrid y la de Mahou y el Calderón.

¿Es partidario de que las infraestructuras que se contruyan para los Juegos tengan un uso público después?

Sí, a excepción de la Villa Olímpica y las viviendas que se construyan para ella, que creo que deben pasar a manos privadas. Cuando digo eso me refiero a los ciudadanos, los jóvenes de Madrid. Lo demás debe ser público. El centro acuático tiene que estar abierto a todos los ciudadanos del distrito y de Madrid, como se hizo con la piscina de Madrid '86. El legado tiene que ser de valores olímpicos, que tienen que ver con valores sociales, pero también tiene que ser de infraestructuras para que las utilicen los ciudadanos.

¿Ve normal que se contruyan instalaciones tan caras mientras que algunas de algunos barrios de caen a pedazos o no funcionan?

Tomo la decisión pensando en lo mejor para Madrid, no en mi pasado de secretario de Estado para el Deporte'

Yo en eso no tengo ninguna responsabilidad, porque los gobiernos no pagaron nada a las infraestructuras de Madrid. Ni el Gobierno de la Comunidad, que yo sepa, ni el Gobierno de España. Era todo condicionado a que se aprobaran los Juegos. Yo creo que lo que sí que ha resultado bastante caro ha sido la Caja Mágica. Es una herencia recibida, que si somos capaces de encontrale una buena salida y nos ayuda a conseguir los Juegos, bienvenida sea. Pero si no, habrá que encontrarle una salida que hasta ahora no se le ha encontrado.

Lo que sí queremos es que si nos conceden los Juegos, vaya acompañado de una inversión en infraestructuras deportivas como se hizo en Barcelona '92. Tiene que combinarse el deporte de élite con el deporte base.

¿Han diseñado unos juegos austeros?

Que conste que en este caso yo estoy en un modesto segundo plano, muy importante políticamente. Porque yo creo que si el PSOE no lo apoyara, el proyecto saldría muy tocado. Conozco el proyecto, pero no he tenido la responsabilidad que pude haber tenido siendo secretario de Estado en las dos intentonas anteriores. Pero yo creo que se ha intentado primar la austeridad y la eficiencia sobre el gasto o los aspectos superfluos.

¿Cree que tienen Madrid y España el ánimo ahora como para recibir al COI y organizar unos Juegos?

Creo que sí, que si nos dan los Juegos será algo positivo. Nadie en su sano juicio apoyaría una cosa en la situación en la que estamos si no creyera que puede tener ventajas. Creo que es una oportunidad buena para Madrid y para toda España. Yo creo que la ilusión se irá generando si nos dan los Juegos. Los Juegos pueden servir de revulsivo porque puede haber inversión de dinero público y privado.

No es sólo cuestión de estado de ánimo, no es un trabajo de Hércules que te obliguen a hacerlo y que encima genere más problemas. En teoría, esta puede ser una de las soluciones de los problemas que tiene Madrid y España. Esto no soluciona todo, pero no empobrece a nadie, sino que puede enriquecer a los demás.

¿Conoce usted en qué se va a gastar cada euro de la visita del COI a Madrid?

Sinceramente no. Sé dónde se alojan, pero no sé en qué se van a gastar el dinero. Lo único que puedo decir es que el propio COI, por los datos que yo tengo, ha pedido que haya bastante austeridad. No creo que vaya a haber gastos excesivos más allá del alojamiento.

¿Cómo ve los paros de esta semana?

Creo que, más allá de que los derechos de los trabajadores están por encima de cualquier competición, todos los miembros del COI no están fuera del mundo, saben por el momento que está pasando España. Si estamos saliendo en las portadas de los periódicos con imágenes de gente buscando en la basura, nadie se va a extrañar de que haya una huelga o una manifestación.

'La ilusión en Madrid y España se irá generando si nos dan los Juegos'

Hombre, sería deseable evidentemente que pudieran hacer su evaluación con tranquilidad, pero eso no tiene porque ir en contra de los paros. Yo creo que el devenir de la ciudad hay que respeterlo. Una cosa es que mantengan sus movilizaciones y otra que vayan a fastidiar o a impedir la evaluación. Tú haces una huelga cuando ves que es oportuno, pero eso no creo que sea una traición al movimiento olímpico ni nada por el estilo.

¿No cree que los casos de corrupción que hay en España juegan en contra?

Pues no tengo ni idea, eso pregúntaselo a los miembros del COI. Todo afecta. La imagen y la marca del país, cuanto más positiva sea mejor. Siempre que haya aspectos negativos, pues hay aspectos negativos. Hace años se hablaba del tema de ETA y hoy el terrorismo está olvidado. En unas cosas se avanza, en otras quizás se pueda tener una imagen negativa. Pues claro, como la vida misma.

¿Pagó Madrid 2016 a Urdangarin con fondos públicos sin justificar? ¿Tiene usted constancia?

No, no tengo ni idea, porque ese tema lo llevaba el Ayuntamiento, no era responsable. De ese tema sé lo que he leído en los periódicos.

¿Es optimista esta vez con la candidatura?

Bueno, quedamos sólo tres. Tenemos cosas a favor y en contra. Creo que tenemos las mismas posibilidades que Tokio y que Estambul.

¿Usted es partidario de volver a intentarlo si no los conceden otra vez?

Uy... siempre en esto hay que pensar que se van a conceder, y si no, luego veremos. Yo creo que tres veces es un número suficiente.