Público
Público

Lissavetzky: "El deporte español ha mejorado de una forma notable en los últimos años"

La Eurocopa y los Juegos, a corto plazo, y el fomento de la práctica deportiva y Madrid'16, a medio, son los retos de su mandato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissaveztky, se felicitó por los buenos resultados de los deportistas españoles durante su anterior mandato y ante la perspectiva de los Juegos Olímpicos de Pekín del próximo verano, y anunció que se reunirá con las Comunidades Autónomas para llevar a cabo un plan de fomento de la práctica deportiva.

En un desayuno informativo con la prensa, el secretario de Estado para el Deporte confesó que renueva su cargo 'con la misma ilusión que tenía en 2004, pero con un mayor conocimiento del sector'. 'El deporte español ha mejorado de un modo notable en los últimos cuatro años. Vive un momento dulce desde un punto de vista polideportivo. El CSD ha recuperado ser el punto de encuentro dentro del sistema deportivo español', comentó.

Jaime Lissavetzky, quien confesó que ha aprendido 'de los errores' de la anterior legislatura, confía en que el deporte ocupe un papel importante dentro de la política del Gobierno. 'Es una buena noticia que aparezca la palabra 'deporte' en el ministerio', apuntó, al tiempo que deseó que la 'intensidad' con la que se vive no le aparte de sus planes de futuro.

El próximo verano el deporte español afrontará dos retos importates, la Eurocopa de fútbol -el único deporte que, por el momento, además del béisbol, no se ha clasificado para los Juegos- de Austria y Suiza y Pekín 2008. 'Existe la ilusión y la sensación de que esta vez toque pasar de cuartos por el juego de la selección. Ojalá estemos en la parte final de la Eurocopa', señaló.

Respecto a los primeros Juegos en Asia, subrayó que, hasta la fecha, se han clasificado 200 deportistas españoles para los Juegos y, afortunadamente, 79 mujeres, 'cerca del cuarenta por ciento que queríamos'. 'Quedan deportes por equipo como el balonmano y el voleibol, que tienen que jugarse aún el pase', añadió.

Igualmente, se refirió a Madrid 2016 como una 'apuesta estratégica' y sobre la que ya le ha expresado al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que el Gobierno 'se va a volcar'. 'La candidatura tiene posibilidades. El corte del 4 de junio en Atenas nos dará una idea real de las opciones. Sería magnífico que el 2 de octubre en Copenhague saliera elegida porque daría un impulso fenomenal al deporte español', aseguró.

Lissavetzky lamentó el gran revuelo que ha formado el aplazamiento de la fecha de celebración de las elecciones a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), pero recalcó que 'el que quiera leer que el retraso de la fecha significa no cumplir la legislación española se confunde'.

'Hay veces es que es mejor tener la máxima flexibilidad respetando las normas y la legislación española', indicó el secretario de Estado, quien reiteró que la decisión del aplazamiento se llevó a cabo basándose en un informe de la Abogacía del Estado y en la decisión de la Junta de Garantías Electorales (JGE).

Igualmente, dijo que si las decisiones que aprobó la Asamblea de la Federación Española de Fútbol a principios de marzo 'no son adecuadas, no se llevarán a efecto' en alusión a la recién creada norma según la cual el portavoz de la plataforma 'Federación de Todos', Mateo Alemany, no podría presentarse.

 

A su juicio, la decisión de boicotear la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín 'no sólo depende del CSD', sino del Gobierno, que, a través del ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, expresó que confía en que la situación de los derechos humanos en China mejore con la celebración de la cita olímpica. 'El nivel de representación de España se decidirá en su momento. Ni el Jefe de Estado ni el presidente del Gobierno han estado nunca en la ceremonia de apertura, salvo en Barcelona'92. Yo sí tengo el deseo de estar en esa ceremonia', confesó Lissavetzky.

Para él, el boicotear los Juegos supondría, además, una 'enorme injusticia con el esfuerzo que han hecho los deportistas para prepararlos'. 'Había este problema de falta de relación cuando se concedieron. ¿Parar la llama? Una de las cosas que más ilusión me hizo fue recibir la llama junto a Joaquín Leguina cuando estaba en la Comunidad de Madrid. Desde Barcelona'92 no había habido ningún problema. No hay que confundir la anécdota con la categoría', reseñó.