Público
Público

Lituania peleará con EEUU por estar en la final

Da la sorpresa al destrozar a Argentina (104-85) y jugará en semifinales contra el combinado norteamericano, que sufrió con Rusia (89-79)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ya están configuradas las semifinales del Mundobasket de Turquía. Estados Unidos y Lituania se medirán por un puesto en la final, a la que también pretenden acceder Turquía y Serbia. El combinado lituano dio la gran sorpresa de la jornada al derrotar sin paliativos a Argentina (104-85) gracias a un espectacular acierto desde la línea de tres, ya que en la primera parte anotaron ocho, por ninguno de los sudamericanos.

Los lituanos sabían que sus opciones pasaban por parar al argentino Luis Scola, después de los 37 puntos que anotó en los octavos de final ante Brasil, y comenzaron con una fuerte defensa sobre él. Gracias a ello, la 'albiceleste' se atascó y acabó el primer cuarto diez puntos por debajo en el electrónico.

Y es que Lituania se disparaba en la anotación gracias a su acierto desde la línea de tres puntos, con ocho anotados de diez intentos, mientras que Argentina no encestó ninguno en sus nueve lanzamientos, que llevó a los europeos a tener una máxima ventaja de veinte puntos (50-30) justo antes de irse al descanso.

Tras la charla en los vestuarios, Lituania no bajó el ritmo y la primera jugada fue un triple anotado por Kalnietis que destrozó la moral argentina --llegaron a estar con 35 puntos de diferencia-- que buscaba el milagro de la remontada, pero que seguía perdida en su juego a pesar de los esfuerzos de Scola (13 puntos) y Delfino (25), que eran los únicos que mantenían el nivel.

Al final, los argentinos pudieron maquillar el resultado ya que los lituanos bajaron el ritmo pensando ya en la semifinal que les medirá el próximo sábado a Estados Unidos, la gran favorita a alzarse con el título.

Antes, a Estados Unidos le costó más llevarse el partido ante Rusia, que plantó cara al combinado norteamericano hasta el último momento (89-79).

Kevin Durant volvía a mostrar por qué se perfila como 'MVP' de este Mundial liderando el ataque de Estados Unidos, aunque Rusia plantaba cara y no les permitía su habitual exhibición en este torneo. Los europeos confiaron su acierto al tiro exterior y a los rebotes sus armas para hacer daño a Estados Unidos, logrando terminar en tablas el primer parcial (25-25).

David Blatt, un estadounidense al frente de Rusia, daba la alternativa al joven Khvostov, que no defraudó, llevando el ritmo del encuentro y dirigiendo a la perfección a los suyos para que los 'soviéticos' abrieran una ligera brecha (25-29).

Pero Estados Unidos, con un acertado y sin descanso Kevin Durant y la salida de Gordon, mejoraron en defensa y apelaron a sus indiviualidades para lograr dar la vuelta al marcador, endosando un parcial de 12-0 para llevar las riendas del encuentro (42-35).

Como un vendaval saltaron los estadounidenses tras el descanso, sin querer más sorpresas y para sentenciar su billete para las 'semis' (50-42), pero los de David Blatt no perdían la cara al duelo y aguantaban ante los ataques americanos aunque los NBA mostraron su juego habitual para con un mate de Westbrook irse en el luminoso (63-50).

Sin su mejor versión, Estados Unidos cumplía con los pronósticos, aprovechando que Rusia se dejaba llevar y se veía ya sí superada por los americanos, que clamaban venganza en un día especial para ellos.

Una fecha en la que se cumplen 38 años de la final de los Juegos Olímpicos de Múnich donde en ese momento la Unión Soviética se impuso por primera vez a los estadounidenses (51-50) en un final polémico por las decisiones arbitrales, que dieron el triunfo a los soviéticos en plena guerra fría.