Público
Público

Loas a la plantilla y palo a la afición

Mourinho, feliz con el juego, recrimina a la grada su frialdad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'El Madrid lleva diez victorias seguidas y todas han sido merecidas. Ninguna es regalada, son con esfuerzo y sin suerte. Siempre estamos entre el buen partido y el muy buen partido'. Mourinho se muestra feliz. Incluso parece menos ácido que en otros tiempos. La ola viene alta y él quiere disfrutar del momento.

Su naturaleza polemista, sin embargo, le impide ver todo de color de rosa. Ayer su rutinaria coz fue a caer en la afición, que llenó el Bernabéu a las 12.00 del mediodía. 'Quiero agradecer a los que estaban detrás de portería porque, si no fuese por ellos, hubiese pensado que el campo estaba vacío', comentó el técnico. Las inesperadas flores tenían como destino a los seguidores radicales del fondo sur.

Del árbitro, en cambio, no se quejó 'ha hecho un buen partido', pero sí de la disparidad de criterio: 'Me molesta las diferencias entre unos y otros (árbitros). Ayer vi una amarilla a Munúa por salir de su área diez metros a protestar. Hay porteros que corren cien para quejarse y no tienen amarilla. Nosotros contra el Lyon marcamos en una falta rápida y nos lo anularon, al Osasuna le ha valido'.

No hubo peros en lo futbolístico, aunque para Mou el triunfo no fue tan sencillo como cuenta el marcador. 'El resultado no se adapta a lo visto, sobre todo en el primer tiempo. Ellos han llegado muy bien organizados atrás, con dos jugadores rápidos como Nino e Ibrahima arriba. Nos crearon dificultades y nos ha costado entrar en el partido', dijo el técnico antes de reconocer que la diferencia entre los dos equipos sí es tan grande como marcan las cifras: 'Contra diez han sido siete, pero pudieron ser ocho o nueve'. Mendilibar, técnico de Osasuna, dio la razón a su colega: 'La diferencia es la que se ha visto. Cuando vienes a un campo de estos, las posibilidades de perder son del 99%'.

Pepe, por su parte, recordó que en partidos como el de ayer hay que estar muy atento, porque se puede escapar la Liga: 'Sabemos que el año pasado perdimos puntos sin tener que hacerlo y este año no queremos que ocurra'.

La optimista visión de los madrileños sólo se vio un poco empañada por una lesión. Di María, que había dado los tres goles en el primer tiempo, se fue del campo con molestias en el músculo isquiosural de la pierna izquierda. Hoy se hará pruebas y puede estar un mes de baja. 'La experiencia es suficiente para saber que va a estar algúntiempo fuera. Ahí está la plantilla para responder', comentó su técnico. El anverso de la moneda fue Sahin, que por fin debutó con el Madrid. 'Era el partido perfecto para que saliese, ya no había presión psicológica, física, ni intensidad. Ha vuelto experimentar lo que es jugar al fútbol', dijo Mourinho. El turco habló tras el partido: 'He jugado sin miedo. Estoy muy feliz, porque lo importante era volver a pisar el campo'.

Sahin no se irá con su selección para seguir trabajando en Madrid. Otros muchos sí viajarán, algo que no convence a Mou. 'Los partidos de clasificación los aceptas porque sabes que hay una necesidad, pero en los amistosos a las federaciones les está permitido jugar en otro continente para hacer dinero con jugadores que son de los clubes. Si el objetivo es mejorar, que jueguen en Europa. Recemos porque lleguen todos bien', desea el entrenador luso.