Público
Público

Lochte ya es leyenda

El nadador estadounidense suma 40 medallas mundialistas, un récord absoluto en todos los deportes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ryan Lochte es el nuevo rey de oros. Ayer arrancó otros dos de la piscina de Shanghai, acumula ya cuatro victorias en estos Mundiales y acaba de convertirse en el deportista más laureado en la historia de los campeonatos del mundo de cualquier deporte. Suma 40 medallas mundialistas, de ellas 22 en piscina corta.

Lochte está reproduciendo a la perfección el modelo Phelps, pero cambiando la mariposa por la espalda. Ayer se enfrentaba a los 200 espalda, una prueba que dominó de principio a fin antes de superar a Francia en la última posta del 4x200 y volver a ascender a lo más alto del podio. Ricky Berens, el estadounidense que nadó como tercer relevista ayer, lo explicó de forma gráfica: 'Cuando Ryan está caliente, el último relevista tiene que ser él'. Y Lochte está que arde en estos Mundiales de Shanghai.

Lochte puede sumar siete preseas con las de 400 estilos y los últimos relevos

Phelps era el encargado de nadar la primera posta en la final del relevo largo. No estuvo bien. Tocó la pared tercero, dejando a Estados Unidos momentáneamente por detrás de Alemania (Paul Biedermann) y Francia (Yannick Agnel).

Peter Vanderkaay nadó una segunda posta impresionante y situó a los americanos al frente en el ecuador de la prueba, pero entonces volvió a trabajar la factoría francesa (inagotable en estos Mundiales) para colocarse en cabeza a falta del último 200. El duelo estaba servido: Fabien Gilot vs. Ryan Lochte.

'Hablaban de que yo podía nadar en el último relevo', señaló Vanderkaay después. 'Pero yo les dije a los entrenadores: ¿Estáis seguros de que no queréis ahí a Ryan?'. Es un tío que ya no me sorprende nunca', confesó el fondista. Y Lochte hizo su trabajo con pulcritud. Recibió un retraso de 65 centésimas y entró en meta con una ventaja de más de dos segundos. Una eternidad.

Herasimenia y Ottesen empataron por el oro de los 100 libre femeninos

En este instante Lochte es el número uno. Ha relegado a Phelps a la plata en 200 libre y 200 estilos y ha señalado en estos Mundiales el único récord mundial desde que se prohibieron los bañadores de goma, hace año y medio.Lochte se muestra seguro tras sus dos nuevos oros. 'Tengo mucha confianza, sobre todo desde el año pasado, [ganó seis oros en los Campeonatos PanPacíficos, uno más que Phelps] y ahora voy prueba a prueba, competición a competición y año a año', señaló. El estadounidense, que cumplirá 27 años el miércoles, suma en Shanghai cinco medallas, es favorito para el oro de los 400 estilos y podría ganar una séptima si participa el domingo en el 4x100 estilos.

Ayer Lochte ganó también el oro en 200 espalda, pero lo hizo con tal facilidad que ni lo celebró. Nadó en 1:52.96, con más de un segundo de ventaja sobre el japonés Ryosuke Irie.

Y como si quisieran imitar el empate de los franceses Stravius y Lacourt, Jeanette Ottesen (Dinamarca) and Aliaksandra Herasimenia (Bielorrusia) fueron inseparables en los 100 libre femeninos al tocar ambas la última pared en 53.45.

El espíritu de Rafa Muñoz sigue flotando en el Centro Acuático de Shanghai. El español, plusmarquista mundial de 50 mariposa, se quedó en España castigado por no lograr la mínima exigida por la Federación. Sin embargo, ayer Luis Villanueva reculó. Cuando preguntaron al director técnico si se arrepentía de haber provocado la baja del cordobés, Villanueva reconoció por vez primera que Muñoz está en forma: 'Intento hacer los criterios de selección, no digo que más justos pero sí objetivos, para que todos los nadadores puedan valorar lo que les pedimos. Rafa está haciendo un buen final de temporada y ahora lo importante es que pueda preparar los 100 mariposa para Londres '.