Público
Público

A Londres pasando por Bielorrusia

España disputa una semifinal que vale los Juegos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si España está obligada, por cartel y plantilla, a estar en los Juegos Olímpicos 2012, para Bielorrusia sería un hito histórico acceder a dicha competición. El equipo que gane hoy tendrá plaza en Londres. El que pierda, una segunda y última oportunidad en el partido por el tercer y cuatro puesto del sábado.

Para Bielorrusia, un país que apenas ha dejado más huella en el fútbol europeo que el exbarcelonista Hleb, sería su primera participación en una gran cita internacional. Desde que se independizó de la URSS en 1990, nunca ha pisado un Mundial, una Eurocopa ni unos Juegos. Suele estar, eso sí, en la lucha por medallas en deportes como halterofilia, martillo, peso piragüismo y gimnasia.

Su participación, por tercera vez, en un Europeo sub-21 y el empate que arrancaron en el amistoso del pasado marzo ante España señalan que Bielorrusia quiere asomar la cabeza en el fútbol continental. No se puede decir, sin embargo, que su clasificación para la semifinal haya sido brillante. Tras vencer 2-0 a Islandia en el primer encuentro, perdió ante Dinamarca (2-1) y Suiza (3-0). En el triple empate a tres puntos, al conjunto entrenado por Kondatryev le favoreció la diferencia de goles. Pese a ello, no exhiben temor alguno ante el fútbol contundente desplegado por España.

Bukatkin, centrocampista bielorruso recordó ayer con optimismo el citado amistoso de marzo frente a los hombres de Luis Milla: 'Creamos el mismo número de ocasiones, incluso diría que en la segunda parte tuvimos las mejores. Sabemos cómo jugarles'.

En el lado de los favoritos, por contra, prima la prudencia. 'Si cometes un error, si no estás puesto los 90 minutos del partido, Bielorrusia te puede complicar la vida. No tienen figuras, apuestan por la táctica y el despliegue físico. Juegan a lo suyo', advirtió ayer Milla para que nadie baje la guardia.

El técnico ensayó con el mismo once inicial que ha venido utilizando, ya que las molestias de Thiago y Domínguez no tienen importancia. Asimismo, Azpilicueta se pudo entrenar con normalidad; su percance muscular se quedó en nada.