Público
Público

Lorbek inclina la balanza

El Barcelona se impone en Málaga (57-63) en un choque dominado por las férreas defensas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Regal FC Barcelona consiguió una valiosa victoria (57-63) en el Martín Carpena frente al Unicaja de Málaga en un igualado encuentro, que rompe la racha de siete derrotas consecutivas de los catalanes en el feudo malagueño y obliga al Real Madrid a vencer mañana si no quiere perder el liderato en favor de los de Xavi Pascual en la disputa de la décima jornada de la ACB.

Mientras, el Unicaja, que se basó en una fuerte defensa para poder hacer frente a la maquinaria blaugrana, se queda con tres victorias y siete derrotas, aunque dio la sensación de que el equipo se crece ante los grandes aunque no termine por arrancar.

La contienda comenzó con el acierto de Navarro por un lado, que consiguió dos triples nada más empezar el encuentro, consciente de que con seis igualaba a 'Chichi' Creus en la clasificación histórica. Por otro lado, Jiri Welsch lideró él sólo un parcial de 7-0 para los malagueños.

A partir de ahí, el encuentro entró en una igualdad que se mantuvo hasta el descanso. El Unicaja, sin llegar a desarrollar un juego fluido, siguió la estela del Barcelona gracias a la intensidad defensiva adquirida por la constante rotación de Aíto García Reneses.

El Barça, por contra, se apoyó en el magnífico acierto de Juan Carlos Navarro, el único capaz de atravesar la muralla malagueña y que provocó que su equipo se marchara al vestuario con una pequeña ventaja (27-30), gracias a sus 14 puntos.

En la reanudación, el choque entró en una sorprendente crisis anotadora. A partir del minuto cuatro y coincidiendo con el descanso merecido a Navarro, los dos equipos permanecieron cinco minutos sin mover el electrónico del Carpena hasta que Grimau rompió esa racha negativa con un potente mate. 10-10 de parcial en este cuarto.

Ya en el último acto, tras un triple de Víctor Sada, el Barça igualó su máxima ventaja del choque (37-45). Desaparecido Navarro en la segunda mitad, Erazem Lorbek, que jugó frente a su ex equipo, tomó el mando del ataque balaugrana para finalizar como máximo anotador del duelo con 21 puntos, a lo que sumó 6 rebotes.

Mientras, Carlos Jiménez hizo soñar por momentos a la afición malagueña, cuando colocó a su equipo aun sólo punto a falta de siete minutos tras dos triples laterales. Sin embargo, el Barça volvió colocarse de nuevo a seis puntos, ventaja que mantuvo hasta el final del choque.

Por último, Juan Carlos Navarro, que concluyó con 18 puntos, se sitúa a sólo tres triples de igualar a Creus en el sexto puesto de la tabla de máximos triplistas de la historia de la ACB con 702 lanzamientos. Aún está muy lejos del líder, Alberto Herreros, con más de 1200 lanzamientos desde el perímetro.