Público
Público

Lorenzo borra las sospechas

El mallorquín gana de forma abrumadora en Silverstone con un dibujo de carrera que exhibe su liderazgo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Silverstone exigía 20 giros de sinceridad. Un gran premio sin excusa para la valentía. La segunda carrera sinRossi, pero la primera sin el shock que supuso su desaparición en Mugello. El día del estreno del nuevo orden. En definitiva, una reválida a las ambiciones de la parrilla. SinRossi, ya no existen coartadas ante un dios mayor. Lorenzo no las tuvo con Il Dottore en pista. Sin él, Jorge prosigue con su compromiso: el título mundial. La verdad absoluta que ningún otro piloto siente tan cerca como el mallorquín.

En Silverstone, Lorenzo aglutinó intangibles. Llegó con el paddock dividido sobre su capacidad para gestionar la presión y se marchó vestido de Beatle, sinónimo de mito. Con la casaca circense azul que Paul McCartney lucía en la portada de Sgt. Pepper Lonely Hearts Club Band, el octavo disco con el que el cuarteto de Liverpool buscó un giro radical a lo establecido. Una buena definición de la tercera victoria del 99 en el presente curso.

Sólo hubo carrera en el primer giro; después, un monólogo de Jorge

Un triunfo diferente a sus ocho éxitos anteriores enMotoGP. La gran mayoría cargados de épica, con triunfos, pocos, en el cuerpo a cuerpo con Rossi y, la mayoría, entre remontadas cargadas de solvencia en las segundas partes de las carreras. Ayer, en Silverstone, su esquema huyó de esas normas. Jugó al despiste en el primer giro con un juego de intercambios de posición con Pedrosa. Dos interiores de Dani respondidos por Lorenzo, con otro par de trazadas, que agitaron el gatillo.

Al primer paso por meta, su decisión de calzar el neumático medio en la parte trasera, frente al duro que montaron Pedrosa y De Puniet, empezaba a recompensarle con las primeras décimas. Una ventaja que se transformó en segundos, a partir de la tercera vuelta; en hegemonía, 4.8 segundos, desde el sexto giro, y en insulto, más de 8 segundos, en el undécimo giro. Una distancia alimentada desde la sucesión de vueltas rápidas y un homogéneo ritmo de 2:04.5.

Por detrás, Pedrosa, que sufrió en el warm up matinal la segunda caída del fin de semana, cedía su identidad ante cualquiera que le impusiera la rueda. Dovizioso y De Puniet le adelantaron en una colada del de Honda. Idéntica imagen explicó el intercambio de puestos entre Hayden y Pedrosa, cuyos déficits dejaron de ir a más cuando Simoncelli le sacó de la trazada en un interior.

Dovizioso desplaza a Pedrosa del segundo puesto en la general del título

Con una moto ingobernable y una buena dosis de desconfianza, Dani cerró su carrera decadente al ser rebasado por Stoner. Un octavo puesto, sin mejora en meta, que le relega a la tercera posición del Mundial por detrás de Dovizioso. El italiano, segundo, se mantuvo ajeno a las cuchilladas finales entre Spies, tercero, y Hayden.