Publicado: 13.09.2016 18:28 |Actualizado: 14.09.2016 07:00

Lourdes Mohedano: "Este equipo
se mereció el oro olímpico en Río"

ENTREVISTA. Lleva casi un mes disfrutando al máximo de la plata olímpica, una medalla que para el equipo español de gimnasia rítmica "sabe a oro". Solo Rusia fue superior, "pero nosotras fuimos las únicas que no cometimos ningún fallo", observa la cordobesa. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
De izquierda a derecha, Alejandra Quereda, Elena López, Lourdes Moheadno, Sandra Aguilar y Artemi Gavezou. /CSD

De izquierda a derecha, Alejandra Quereda, Elena López, Lourdes Moheadno, Sandra Aguilar y Artemi Gavezou. /CSD

El 21 de agosto, último día de los Juegos Olímpicos, el equipo español de gimnasia rítmica conquistó una medalla de plata histórica. Solo Rusia obtuvo que mejor puntuación pero la sensación que quedó es que ese segundo puesto supo a mucho más. El equipo compuesto por Alejandra Quereda, Elena López, Lourdes Moheadno, Sandra Aguilar y Artemi Gavezou lo bordó sobre el tapiz de Río 2016 y se metió en el bolsillo al público brasileño. 

Después de las intensas emociones que vivieron durante esos días, les han sucedido jornadas de vacaciones y de múltiples homenajes. Este martes, las cinco junto a sus entrenadoras, Anna Baranova y Sara Bayón, hicieron un alto en el camino para regresar a Madrid y recibir un merecido homenaje en la sede del Consejo Superior de Deportes. Allí aprovechamos la ocasión para poder hablar con Lourdes Mohedano. A esta cordobesa de 21 años todavía no se le borra la sonrisa y se aferra a esa medalla de plata que, de cerca, impresiona.



Pregunta. ¿Ya te crees que tienes la medalla de plata en la mano?

Respuesta. Cada vez me lo voy creyendo más. Me costó al principio creérmelo porque es verdad que fue un éxito que vino de repente. Nuestro objetivo en la competición era disfrutar y hacer nuestros cuatro pases bien, sin ningún fallo. Y lo cierto es que cumplimos nuestro objetivo y además nos llevamos esta medalla de plata.

Lleváis todo el equipo un mes repleto de celebraciones. Cuéntanos tu caso

Lourdes Mohedano muerde la medalla de plata olímpica lograda en Río.

Nada más terminar la competición me quedé con mi familia en Río, luego tuve unos días de vacaciones y de ahí ya me fui a Córdoba, donde me hicieron un homenaje. Tuve un recibimiento en el pabellón Vistalegre, que fue donde crecí como gimnasta desde que empecé con cinco o seis años en el club Liceo hasta que ya me vine a la selección. Fue muy bonito. Me recogieron en la puerta de casa varias motos y me dieron una vuelta por todo Córdoba hasta llegar al pabellón. Allí me pusieron un vídeo de la competición y tuve que decir unas palabras. Al día siguiente fui a Peñarroya-Pueblonuevo, que es mi pueblo, y allí me hicieron otro homenaje precioso en el pabellón que ahora lleva mi nombre. Me emocioné mucho.

Empezasteis muy seguras las competición desde el primer ejercicio, ¿eso os dio pie para coger confianza?

"Hicimos una gran competición, yo diría que la mejor competición que hemos hecho hasta ahora"

Sin duda, hicimos una gran competición, yo diría que la mejor competición que hemos hecho hasta ahora. Teníamos las cabezas muy centradas e íbamos con la mentalidad de disfrutar sin ninguna presión. Estuvimos bastante tranquilas y por eso nos salió una competición tan buena.

Fuisteis el único equipo que no cometió fallos y os plantasteis en la final en el primer puesto, ¿supuso eso una presión extra o sirvió para tomaros la final con más soltura?

La frase de aquella noche del sábado al domingo entre todas nosotras fue la de porqué no había sido ese primer día ya la final. Habíamos quedado las primeras, habíamos hecho unos ejercicios muy buenos pero sin embargo teníamos que pensar que eso no terminaba ahí, que al día siguiente teníamos que salir con la misma concentración y realizar los mismos ejercicios y teníamos que clavarlos de la misma forma que el día anterior. Por una parte es verdad que por una parte sí nos dio presión pero otra también pensamos que solo teníamos que repetir lo que ya habíamos hecho. Nos lo teníamos que tomar como si fuera un entrenamiento más y no será por repeticiones y repeticiones que llevábamos a nuestras espaldas. Solo quedaba demostrar lo que ya teníamos interiorizado.

El equipo español de gimnasia rítimica durante el ejercicio mixto. /REUTERS

El equipo español de gimnasia rítimica durante el ejercicio mixto. /REUTERS

Hubo momentos que, tras el fallo de Rusia, en España se soñaba con vuestro oro ¿Os parasteis en algún instante a pensar qué puesto podríais obtener?

"Mucha gente nos ha dicho que nos habíamos merecido el oro y nosotras también lo creemos porque al final fuimos el único país que no cometió ningún fallo en todos los ejercicios"

Nosotras estuvimos concentradas en nuestro trabajo y en nuestra competición. Como salíamos las primeras, no vimos al resto de competidoras en la primera rotación. No sabíamos ni nota, ni clasificación, ni nada. Casi que fue mejor así porque logramos evadirnos de todo lo que estaba pasando alrededor. Solo nos fuimos enterando por vídeos y por los comentarios de la gente de que las rusas habían fallado. Pero vamos, da un poco de rabia pero sabemos que Rusia es un equipo muy fuerte y que cuenta con mucho apoyo por parte de los jueces. Mucha gente nos ha dicho que nos habíamos merecido el oro y nosotras también lo creemos porque al final fuimos el único país que no cometió ningún fallo en todos los ejercicios. Por ese motivo merecimos haber quedado primeras.

Aunque en ese primer momento os quedó ese sabor amargo, ¿con el paso de los días esa plata ya os sabe a oro?

Sí, nuestra plata nos sabe a oro, eso es así. Nuestra competición fue perfecta y con eso nos quedamos. Era nuestro objetivo y lo conseguimos.

Los dos ejercicios con los que os presentáis el primer día pusieron al público brasileño en pie, ¿eso influyó en los jueces a la hora de valoraros?

Para las jueces no creo que influyera pero a nosotras sí nos dio más confianza. Saber que el público brasileño estaba con nosotras y que nos estaba dando su calor nos sirvió para salir al tapiz con mucha más fuerza y para bailar samba como nunca.

En esa última jornada de los Juegos, España logró tres medallas que elevaron el total definitivo a 17, ¿cómo valorar el papel que habéis hecho toda la delegación en Río?

"Saber que el público brasileño estaba con nosotras y que nos estaba dando su calor nos sirvió para salir al tapiz con mucha más fuerza y para bailar samba como nunca"

Al principio costó un poco conseguir medallas pero poco a poco se fueron logrando. España fue de menos a más, con las chicas de nuevo obteniendo mejores resultados, como ya pasó en Londres. Creo que hemos demostrado que España está ahí, compitiendo con el resto de potencias del mundo y tenemos un deporte muy fuerte.

¿Cómo ha sido esta experiencia olímpica en tus segundos Juegos?

"Estos segundos Juegos se han disfrutado de otra forma. Ahora el equipo está más maduro y eso se ha notado en el tapiz"

Estos segundos Juegos se han disfrutado de otra forma. Los primeros nos pilló siendo unas novatas. Ahora el equipo está más maduro, a la hora de entrenamientos y de trabajar juntas. Esa madurez se nota a la hora de salir al tapiz y se nota que tenemos más experiencia. Eso se notaba mucho. Las horas de trabajo juntas, todas las competiciones que ya llevamos hizo que saliéramos mucho más tranquilas.

¿Os dio tiempo a vivir el ambiente en la Villa?

Nosotras llegamos más tarde a Río, llegamos el día 14, y además somo el deporte que compite en último lugar en los Juegos. Por eso, teníamos que estar concentradas en lo nuestro. Solo íbamos al comedor y volvíamos a nuestro apartamento y poco más. Solo dimos un paseo para ver la Villa pero no teníamos especial interés por encontrarnos con nadie, estábamos demasiado concentradas.

¿Qué compromisos tenéis a corto plazo?

Ahora todavía tenemos muchos eventos. Este jueves vamos a Bruselas para una exhibición, dos días después vamos a unas jornadas de yoga en Barcelona y el día 18 estaremos dando el pistoletazo de salida a la Carrera de la Mujer en A Coruña. 

¿Esta plata va a servir para que la gimnasia rítmica española coja un impulso y para que crezca el número de niñas que quieran ser gimnastas?

Creo y espero que así sea, que haya más niñas que practiquen este deporte aunque ya hay bastantes. Espero que disfruten de este deporte, les deseo que trabajen y que lo hagan con mucha ilusión para que puedan llegar lo más alto que quieran y que puedan.

Ahora se están disputando los Juegos Paralímpicos, ¿qué mensaje les envías a nuestros deportistas?

La verdad es que son unos luchadores y están dejando al #TeamESP en un gran lugar. Que sigan así y les mando muchos ánimos.