Publicado: 27.04.2015 16:52 |Actualizado: 27.04.2015 16:52

Luis Enrique: "Lo justo sería ganar títulos"

El técnico del Barça no ve relajación en el tramo decisivo de la temporada porque "los rivales no ceden". Sobre la visita del Getafe recuerda que "el año pasado ya hizo una broma pesada".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Luis Enrique en el entrenamiento de esta mañana en la ciudad deportiva del Barcelona. /EFE

Luis Enrique en el entrenamiento de hoy en la ciudad deportiva del Barcelona. /EFE

BARCELONA.- El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha comentado este lunes que no se conforma con cumplir unos objetivos mínimos en esta temporada sino que quiere ir "a por los máximos" y a "ganar títulos" para poder hacer una buena valoración al término de la campaña de lo que se ha hecho, y ha asegurado que sería "justo" continuar por el buen camino que cree que han seguido hasta ahora.

"Mi opinión personal es que no creo que debamos cumplir los mínimos, aquí hay que ir a por los máximos y ganar títulos. En este club hay que mirar los máximos, pero por los visto hasta ahora sería lo justo ganar títulos. Debemos seguir haciendo lo mismo que hemos hecho hasta ahora en estos cinco partidos de Liga, en la final de la Copa y en la semifinal de la 'Champions'. Los títulos marcarán lo que hemos hecho", manifestó en rueda de prensa.



Para Luis Enrique, el triunfo en el derbi ante el Espanyol fue vital, igual que será ganar al Getafe este martes. "Eran tres puntos vitales, sí, que el partido especial por ser derbi, también, pero la clasificación dice que el Madrid está cerquita y tenemos que seguir ganando. Dependemos de nosotros, tendremos que hacer las cosas bien para ganar al Getafe, que nos pondrá problemas seguro", avisó.

"Sobre el papel uno puede hacer muchas conjeturas pero luego la realidad es que hay muy poca diferencia y que va a estar muy reñido. Vamos a intentar hacer nuestro papel, porque a lo largo de la temporada hay muchas sorpresas y no creo que vayamos a cometer el error de pensar que ya lo tenemos o habrá partidos más fáciles. El partido clave para ganar la Liga es el partido de mañana", recalcó en este sentido.

 

Además, recordó el 2-2 logrado por el Getafe en el Camp Nou la temporada pasada, dos puntos perdidos que significaron al final perder la Liga. "El año pasado el Getafe ya hizo una broma pesada por aquí. Nos presentará muchas dificultades. Vamos a tomarnos el partido muy en serio y haciendo las cosas que deportivamente nos acercan a la victoria", argumentó.

"Los jugadores son los primeros conocedores de la dificultad que tiene ganar a cualquier rival, nos acercamos al final y la dificultad es clara. No nos hemos relajado ni dado imagen tranquila en ningún partido, ni siquiera al inicio de la Copa del Rey. Los tres puntos son determinantes porque ya vemos que los rivales no ceden", reiteró.

No obstante, no quiso hacer cuentas. "Tengo la seguridad de que hay que ganar esos tres puntos de mañana para ganar el título. Luego, si hará falta más o menos puntos, no sé. Vamos a por los de mañana que son determinantes. Veo a los jugadores en la misma línea de toda la temporada, nos acercamos al tramo final y decisivo, pero los veo igual y sabiendo lo que deben hacer para superar a cualquier rival", celebró.

El alta de Vermaelen y el "espectáculo" de Balaídos

Sobre el regreso de Thomas Vermaelen al equipo, tras recibir el alta médica, aseguró que ya es uno más y que está a su disposición. "Hemos empezado el entrenamiento con una buena noticia, el retorno de un jugador que no ha debutado porque llegó lesionado. Con un gran esfuerzo ha vuelto y ha sido un buen día para él y para el equipo. Está peleando sus opciones, tiene competencia porque decidimos en pretemporada reforzar la posición del central y está en disposición de ayudarnos", señaló.

El técnico, que vio el partido entre el Celta y el Real Madrid (2-4), comentó que fue un "espectáculo" para los aficionados. "Me encantó el partido, me hubiera gustado otro resultado pero el Madrid tiene mucha pegada", argumentó. Y reconoció que, como aficionado, disfrutaba más del juego del Barça que ahora como técnico. "Antes lo disfrutaba mucho más. Como entrenador durante muchos minutos disfruto muchísimo pero cuando tienes la victoria en la mano ya piensas en los problemas que pondrá el próximo rival", manifestó.