Publicado: 21.05.2014 15:54 |Actualizado: 21.05.2014 15:54

Luis Enrique, presentado en el Barça: "Quiero que los jugadores disfruten"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Luis Enrique Martínez ha arrancado su andadura como nuevo técnico del Barcelona con las ideas claras: mucha ilusión, nada de miedo, apostar por mantener y perfeccionar la idea futbolística del Barcelona, reforzar al equipo en todas sus líneas y hacer disfrutar a los jugadores. Vestido con corbata azul, americana negra, camisa blanca, el técnico asturiano ha comparecido durante más de una hora ante los medios de comunicación congregados en el Auditorio 1899 del Camp Nou y ha rehuido a pocas preguntas.

"Hoy es el día en el que se cumple todo a lo que puede esperar un entrenador"Para empezar se ha mostrado exultante ante "un día muy ilusionante, muy especial" en el que ha asegurado que "comenzamos a construir un nuevo Barça, que pueda ilusionar y que logre los resultados que todos deseamos". "Hoy es el día en el que se cumple todo a lo que puede esperar un entrenador", ha resumido. Acompañado en la rueda de prensa por el presidente blaugrana, Josep Maria Bartomeu, y el director deportivo del club, Andoni Zubizarreta, les ha agradecido que "cuando me marché del Barça me dijeron que era un 'hasta luego' y han cumplido su palabra". Y pese a ser consciente de la "responsabilidad y la dificultad del proyecto" que ahora comanda, ha asegurado que está "deseando volver a escuchar el himno del Barça en el Camp Nou".

Luis Enrique, que comienza hoy su tercera etapa en el club tras su paso como futbolista y como técnico del filial durante tres campañas, llegó incluso a bromear en varias ocasiones. Como por ejemplo cuando le pidieron que se definiera como entrenador: "Guapo, alto, simpático, asturiano..." Ya en serio, aseguró que sobre todo un técnico "es un líder" y que la "capacidad que tenga para liderar se mide en muchos aspectos como los conocimientos para gestionar un grupo, gestionar egos. Un entrenador no solo es el que pone once jugadores sino el que realiza un trabajo durante toda la semana. Intento englobar todo lo que significa ser un líder. Y eso es lo que veréis por aquí".

"Yo quiero que los jugadores disfruten de los entrenamientos y que disfruten de una profesión que dura muy poco"Y describió a grandes rasgos cómo será su trato con los jugadores y cómo serán sus entrenamientos: "Voy a gestionar a los jugadores como lo pude hacer en el Barça B, en la Roma, el Celta. Son personas, les admiro como socio y aficionado, pero como entrenador, mi objetivo es ayudarles. Un jugador siempre tiene una percepción individual, mi objetivo es que esa visión sea global. No necesitan mano dura, necesitan comunicación. Me gusta que los jugadores entrenen bien pero sin cosas raras. Yo quiero que los jugadores disfruten de los entrenamientos y que disfruten de una profesión que dura muy poco pero que es muy bonita. No hay duda de que todos juntos somos mucho más fuertes", argumentó sobre su estilo de entrenador.

El nuevo técnico azulgrana no citó en ninguna ocasión a su predecesor en el cargo y tampoco quiso entrar a valorar la decepcionante temporada que ha culminado el equipo, sin ningún título: "Prefiero centrarme en el presente y futuro inmediato y el resto es pasado y pertenecen a la historia del fútbol y ahí se quedan". Lo que sí tiene claro es que en un club como el Barça la consecución de títulos es una exigencia que asume y además sabe que no se pueden ganar a cualquier precio: "Venimos de una etapa en el que el Barça ha sido referencia en el mundo. El socio está acostumbrado a ver un fútbol de otra galaxia. La exigencia es máxima. No vale ganar títulos al patadón. Lo sé y asumo el reto".

"Buscaremos reforzarnos para ser más competitivos"Preguntado por los refuerzos que necesita el equipo de cara a la próxima temporada, Luis Enrique ha desvelado que el club azulgrana se quedará "con todos los jugadores importantes" que tiene en la plantilla y se reforzará "en todas las líneas".  "Buscaremos reforzarnos para ser más competitivos", ha afirmado, y ha avisado a algunos jugadores de la actual plantilla que tendrán que asumir su marcha, ya que "tienen que pensar que si no están al nivel puede haber cambios".

Y reflexionó sobre la intensidad que deben mostrar los jugadores tanto en el campo como en los entrenamientos: "Me consta que los jugadores del Barça entrenan bien. La intensidad tiene que estar. Al final cómo entrenas es el reflejo de cómo estarás en el campo. Pero me consta que tienen esta intensidad y este año la tendrán, porque el jugador es egoísta y necesita entrenar bien para poder competir. Y cuento con eso", aseguró un Luis Enrique que siempre se mostró dispuesto a dialogar para limar cualquier aspereza que pueda surgir y a consensuar siempre con la plantilla lo que mejor le convenga al equipo.


Con respecto a lo que quiere ver reflejado en el equipo, ha dicho que "el primer objetivo es que en el equipo, gane o no, se vean patrones de juego, que se pueda decir que el equipo está trabajado, que vaya a por el partido. Por suerte, esto ya lo tengo y caigo en el sitio justo. Mi trabajo es que brillen al máximo los jugadores, todos no van a jugar, pero me encanta que haya competencia, que se enfaden porque no juegan pero que luego lo demuestren en los entrenamientos, porque hará al equipo más fuerte".

Y, precisamente sobre el estilo de juego, no tiene dudas; serán ofensivos. "Al ataque, jugaremos al ataque. Un fútbol que es atractivo, que ha enganchado a miles de personas. Una idea futbolística atractiva, que apetezca verla, vamos a defender pero vamos a jugar de la misma manera. Haré que los jugadores se lo hagan suyo, espero una versión atractiva y efectiva. Me veo capaz, puedo aportar cosas al club, para mí es fácil", señaló. "No hay cosa mejor que tener el balón para defender. La idea está asentada, pero hay que ir evolucionándola y perfeccionándola", admitió.

"Estoy encantado y maravillado de tener el mejor jugador del mundo"Luis Enrique también ha sido preguntado por algunos de los jugadores del Barça. Y el primero de todos, Leo Messi, después de sus preocupantes declaraciones. "Estoy encantado y maravillado de tener el mejor jugador del mundo en la plantilla. El club piensa lo mismo y está en la misma línea, acaba de firmar su mejora. Siempre ha dicho que le gustaría acabar su carrera en el Barça, fantástico. No puede haber más nexo entre tres partes. Es cierto que el rendimiento de Messi esta temporada no ha sido tan increíble como en otras, pero sigue siendo de número uno e impresionante. Messi aporta muchas más cosas que goles, es indispensable", concluyó sobre el astro argentino.

Mientras, fue más parco al hablar de su "amigo" Xavi y su futuro recordando que ahora tiene Mundial. "Nos sentaremos a hablar y para ver por donde van los tiros de todos", indicó enigmático, mientras que de Javier Mascherano fue más claro. "Es un ejemplo claro de lo que debe ser un capitán. Los buenos e importantes nos los quedamos todos", recalcó. Y con respecto a Neymar dijo que "es uno de los más importantes del equipo, una gran inversión del club y estoy encantado de que esté".

También ha hecho mención a Pep Guardiola, con el que ha pedido que no se le compare y al que ha elogiado por su gran adaptación en el Bayern, y a Totti, con el que ha negado tener ningún conflicto. Ha confirmado que sus entrenamientos serán a puerta cerrada y ha pedido normalidad y sensatez con respecto al uso de las redes sociales: "Me parecen maravillosas y que las utilice cada uno como quiera. Veremos cosas raras, disfraces, etc... No tengo ninguna restricción, pero siempre que las usen fuera de los ámbitos del club".