Publicado: 13.06.2014 07:00 |Actualizado: 13.06.2014 07:00

Luis Milla: "Un futbolista no admite una bronca diaria"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Podría estar entre los sucesores de Del Bosque hasta que el fracaso de la selección olímpica en los JJOO de Londres 2012 se lo impidió. Su manera de mandar se parece a la de Del Bosque. Así es Luis Milla (Teruel, 1966), el hombre que hoy analiza para Público.es lo que significa el látigo en el fútbol moderno y un hombre como Van Gaal, el seleccionador holandés. "Los futbolistas ya no necesitan que los castigues a diario, te los echarías en contra", justifica.

Van Gaal sigue de entrenador 23 años después de arrancar en el Ajax. ¿Qué pasa? ¿Sigue valiendo el látigo en el fútbol?

No. Eso no implica necesariamente que sea así. Sólo significa que todas las formas de mandar son validas. Aquí vale igual un hombre dialogante como Del Bosque o, incluso, Ancelotti que, por su origen italiano, podíamos pensar que era más agresivo o vehemente de lo que pueda valer Van Gaal. La clave radica en que los resultados te dén la razón.

¿Los sargentos de hierro nunca pasan de moda entonces?

No, vamos a ver, la sociedad, la gente joven, ya no necesita que le enseñes el látigo. Los futbolistas profesionales ya no necesitan que les enseñen el látigo: ya no tiene razón de ser un entrenador que castigue a diario a los futbolistas. No creo que Van Gaal lo haga en Holanda. Pero sí entiendo que haya días en los que pueda mostrarse agresivo con los jugadores. Un puñetazo en la mesa, si se da a tiempo, siempre viene bien, y a veces hay que darlos.

¿Usted echaba muchas broncas en la selección sub'21?

Podía echar una bronca por un matiz. Pero, en general, no. Además, los seleccionadores juegan con ventaja en ese aspecto. Nosotros no estamos en el día a día todo el año con lo que puede quemar eso; nosotros nos resumimos a un periodo de convivencia de 25 o 30 días en el que tienes que encontrar un mensaje que cale y convenza al jugador y tú, como entrenador, sabes que si le estás abroncando cada día, al final, ese jugador, ese grupo, se pondrá en contra tuya.

¿Conoce a Van Gaal?

No, personalmente, no. Pero me identifico con el tipo de fútbol que aprendió en el Ajax, con ese tipo de mentalidad. Sé, porque estoy en esta profesión que no es fácil llegar hasta donde ha llegado. Por lo tanto, sus métodos no han podido ser equivocados. ¿Que ha sido un hombre agresivo con los periodistas? Sí, claro. ¿Qué se ha caracterizado por apretar mucho a los futbolistas? Pues sí, también, pero cada uno tiene su forma de ser. Hay plantillas que funcionan con gente así y él las ha encontrado.

Es raro que un mundo, que se renueva tanto como el del fútbol, no te obligue a cambiar en 20 años. ¿no le parece?

Yo ya le he dicho que no conozco a Van Gaal, pero claro que ha tenido que cambiar. Ya no se puede mandar por decreto. Es imposible. La propia sociedad te pide que manden una información que sea clara, que sea concisa en la que debes respetar a los jugadores tanto como ellos te respetan a tí. Porque andar soltando estacazos a diario, a lo mejor, antes podía ser, pero ahora ya no, de ninguna manera.