Público
Público

Luis Pérez logra en Ávila su última victoria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El español Luis Pérez, del Andalucía Cajasur, ha sacado brillo al día que ha anunciado su retirada del ciclismo con una monumental victoria ante las murallas de Avila, en la decimoctava etapa de la Vuelta, en la que Carlos Sastre, en un día muy combativo de su equipo, eliminó del podio a Efimkin, subió al tercer puesto de la general y no pudo evitar que el ruso Menchov retuviera el maillot oro.

Pérez, madrileño de 33 años, dijo por la mañana que se retiraba del ciclismo a final de temporada, y el destino le llevó hasta una victoria vital para el modesto equipo andaluz, y para él, que ya apuntó su nombre en la Vuelta en 2003, concretamente en Cangas de Onís. Fue valiente y atacó a 8 kilómetros de meta en la subida adoquinada a Avila. Sus compañeros se quedaron de piedra y se presentó en meta en solitario, con un tiempo de 3h.43.43 tras cubrir 153 kilómetros entre Talavera y Avila.

A 41 segundos se presentó un grupo con el líder Menchov, Carlos Sastre, Cadel Evans y Ezequiel Mosquera, entre otros, es decir, los candidatos al podio menos Vladimir Efimkin, que fue el más perjudicado de la emboscada del CSC en el Puerto de Mijares. El ruso del Caisse perdió más de 3 minutos y descendió hasta el quinto puesto de la general.

Sastre luchó ante sus paisanos abulenses 

Sastre, valiente, batallador, ofreció el espectáculo prometido días atrás, y eligió las carreteras de su tierra para entrar en el podio, su hábitat natural. No puso desbancar a Menchov, aún líder, ni a Evans, segundo a 2.27 minutos, pero saltó a la tercera plaza a 3.02. Samuel Sánchez, también obtuvo beneficios con el salto a la cuarta plaza.

El Puerto de Mijares (1a, 21 kms de ascenso), encendió la traca en el grupo de la alta jerarquía. Fue Sastre quien dinamitó la carrera a cinco kilómetros de la cima con un ataque seco, fulminante que puso a prueba a Menchov, que respondió después de pasar algún apuro. El esperado golpe del líder del CSC hundió a Efimkin, que no aguantó el tirón y empezó su calvario particular camino de la cima, donde perdía 1.47 respecto a un grupo que incluía a Evans, Samuel Sánchez, Karpets, Igor Antón, Luis Pérez y Mosquera.