Público
Público

Luis Suárez, "la vergüenza del Liverpool"

El delantero uruguayo provoca la ira del Manchester United y de Reino Unido al negarle el saludo a Evra, al que dedicó insultos racistas hace unos meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Una vergüenza para el Liverpool'. Con estas palabras calificó este sábado el entrenador del Manchester United, Alex Ferguson, el incidente entre Luis Suárez y varios jugadores del United, cuando el delantero uruguayo del Liverpool se negó a saludar al defensa francésEvra.

Al comienzo del partido Suárez se negó a darle la mano al francés, y cuando acto siguiente fue a saludar a De Gea, Evra le agarró del brazo impidíendoselo. El siguiente, que era el inglés Rio Ferdinand también le negó el saludo a Suárez, con lo que el partido ya comenzó caliente.

Al acabar el partido, y ya con la victoria en la mano del United, Evra se fue a celebrarlo cerca de Suárez, cuando este iba camino de los vestuarios, lo que hizo que uno de los árbitros se lo llevara.

Suárez tuvo que cumplir una suspensión de ocho partidos hace poco tiempo después de que la federación inglesa le encontrara culpable por insultos racistas a Evra tras un intercambio de palabras con el defensa francés en un encuentro previo entre sus respectivos equipos.

El uruguayo, que fue abucheado por los aficionados del United cada vez que tocó la pelota, anotó el gol del Liverpool en el minuto 80, pero el equipo local aguantó la presión y se llevó los tres puntos.

Anteriormente el United se había adelantado gracias a un doblete de Wayne Rooney en tres minutos desde el inicio del segundo tiempo. Con la victoria, el United llegó a los 58 puntos en 25 partidos y superó en la tabla al Manchester City, que tiene un punto menos y este domingo visita al Aston Villa.

'No podía creerlo, sencillamente no podía creerlo', describió al final del choque Ferguson, que esta semana había advertido públicamente a Evra de que debía 'evitar la tentación' de negarle el saludo al uruguayo.

'Él es una vergüenza para el Liverpool. A ese jugador no le deberían permitir volver a jugar con ellos de nuevo', apuntó el técnico del United. El escocés se mostró 'muy decepcionado con la actitud del chico', que calificó de 'terrible' y que, en su opinión, 'podría haber causado algún disturbio'.