Público
Público

Luz Murillo, apartada del equipo español por entrenarse con Pascua

La Federación considera que la atleta ha cometido una "infracción disciplinaria" por entrenarse con el imputado en la 'Operación Galgo'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más vale tarde que nunca. Odriozola se ha decidido este viernes a apartar a la velocista Digna Luz Murillo del equipo español que va a competir este fin de semana en la Copa de Europa en Estocolmo por entrenarse con Manuel Pascua, imputado en la Operación Galgo.

La noticia de que la mujer del futbolista Luis Perea se ejercitaba a las órdenes del técnico apartado por la Federación de Atletismo la destapó este jueves Público, que presenció y fotografió un entrenamiento en la Ciudad Deportiva del Valle de las Cañas en Pozuelo.

La Federación, que ayer prefirió no actuar pese a las presiones del CSD, explica su decisión asegurando que 'una vez conocidos los hechos por medio de una investigación, y después de que la atleta reconociera que estaba entrenando con Pascua, la Federación Española ha decidido apartarla del equipo por una infracción disciplinaria, ya que ningún atleta becado puede entrenarse con él'.

Murillo viajó ayer a Estocolmo junto al resto de los seleccionados y hoy mismo regresará a España tras conocer que no participará en los campeonatos. En el vuelo hacia Suecia la noticia fue motivo de murmullo, como reconocía el velocista Ángel David Rodríguez, el nuevo capitán de La Roja: 'Sí, la estuvimos comentando, lo que sucede es que en el caso Galgo las cosas van tan lentas que al final no sabes muy bien a qué atenerte'.

Murillo tenía planeado correr en las pruebas de 100 metros (15.00 horas) y 4x100 (17.30). Amparo Cotán, segunda en el ránking nacional con 11.58, la sustituirá en los 100 metros y el relevo corto participará Belén Recio, que además compite en la prueba individual de 200.

La atleta, de origen colombiano, se encontraba en el grupo de atletas a los que la Federación les había asignado entrenadores limpios tras apartar a Manuel Pascua del equipo técnico de la misma.

La Federación asignó a Luz Murillo un nuevo entrenador, José Luis Martínez, pero ésta decidió abandonarle hace unos días porque no le gustaba 'cómo trabaja los ejercicios de fuerza'. Había desaparecido de las pistas de la Blume, donde se entrenan los atletas de élite de la selección española, y en su lugar se había puesto a las órdenes de Rafael Blanquer, un técnico afincado a 350 kilómetros de distancia, en Valencia.

Blanquer se mostró dispuesto a llevar los entrenamientos de la velocista a través de correspondencia pero la realidad es que en la semana anterior a la Copa de Europa ha sido 'cazada' por este diario entrenando en Madrid con el imputado y cerebro de la Galgo Manuel Pascua.

Pascua fue detenido el 9 de diciembre de 2010 cuando intentaba que el fondista Bezabeh se sometiera a la segunda sesión de dopaje sanguíneo con vistas a los Europeos de cross e imputado en el marco de la Operación Galgo acusado de de suministrar sustancias prohibidas a sus atletas con el fin de mejorar su rendimiento deportivo.

El técnico fue inmeditamente suspendido por la Federación y se le prohibió el acceso a las instalaciones de la Residencia Blume. Pero ya entonces el técnico intentó seguir ejerciendo desde la Casa de Campo y colocar a uno de sus colaboradores en las pistas. Algunos atletas también desvelaron los métodos de Pascua. Como el ardid fue denunciado por otros entrenadores, la Federación volvió a advertir a los atletas de su cuadra y les reasignó técnicos: Nuria Fernández, con Antonio Postigo; Reyes Estévez, con Luis Miguel Landa, y Luz Murillo, con José Luis Martínez.

Sin embargo, Pascua ha vuelto a las andadas. Y Murillo, sujeto pasivo de dopaje de la Operación Galgo y becada con 18.125 euros, se ha puesto a sus órdenes. Acaba de recibir la primera consecuencia de sus actos.