Público
Público

Madrid 2020 destierra ante el COI los fantasmas de la crisis

La candidatura centra su presentación en la ausencia de riesgos financieros. El príncipe destaca que los Juegos "servirán para que una generación de españoles sienta que España avanza de nuevo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Madrid 2020 ha presentado su candidatura en Lausana ante la asamblea del COI y ha finalizado la exposición antes de lo previsto, pues los miembros del organismo solo emplearon diez minutos de los 45 que tenían para formular preguntas. Tras la exposición inicial, la delegación española, encabezada por el Príncipe Felipe, apenas tuvo que contestar a cinco preguntas.

'Nos han preguntado lo que queríamos que nos preguntaran', afirmó Marisol Casado, miembro del COI. Junto a dos cuestiones muy generales sobre los valores olímpicos y la libertad de prensa a las que han tenido que responder las tres candidatas, los miembros del COI preguntaron si ya estaba aprobada la nueva ley antidopaje, si los precios de los hoteles estaban cerrados y por la herencia de los Juegos de Barcelona'92. La presentación de Madrid siguió a las de Estambul y Tokio, las otras aspirantes a organizar los Juegos de 2020.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, confirmó también que nadie les formuló ninguna pregunta de contenido económico, lo que prueba que 'España genera mucha más confianza y credibilidad que antes'. 'Los Juegos Olímpicos, teniendo en cuenta las fuertes inversiones ya realizadas, son perfectamente financiables', afirmó en una conferencia de prensa.

De Guindos destacó que la concesión de los Juegos de 2020 a Madrid tendría 'unos efectos fundamentales en el intangible'. 'Más que el impacto concreto en las variables macroeconómicas, es un tema de confianza. La consecución de los Juegos sería fundamental' para la economía, insistió. El ministro consideró que la falta de comentarios económicos en el turno de preguntas obedece a que 'todos los miembros del COI saben que la evolución de la economía española es positiva, a pesar de las dificultades, y que la sociedad está haciendo un sacrificio muy importante y muy profundo'.

Antes, la candidatura sí aprovechó los 45 minutos disponibles para intentar deslumbrar a los miembros del COI, que el próximo 7 de septiembre decidirán la sede de los Juegos de 2020 en Buenos Aires. El príncipe Felipe fue el encargado de poner el broche final a la presentación y su discurso se centró en su convencimiento sincero de que los planes de Madrid son óptimos para acoger los Juegos de 2020.

Tras mencionar que su papel hoy en Lausana podría verse como 'una formalidad' o un intento de implicar a la Familia Real en la candidatura, aseguró que no se trataba de ninguna de las dos cosas. 'La verdad es muy sencilla: soy olímpico', afirmó don Felipe, presidente de honor de la candidatura.

El Príncipe de Asturias señaló que, pese a tener la fortuna de conocer a jefes de estado y personalidades de todo tipo, incluso de ver ganar Roland Garros a Rafael Nadal, ha habido 'pocas cosas tan importantes' en su vida como 'representar a España en los Juegos de Barcelona'. 'No gané una medalla, sino algo más valioso: conocer los valores humanos en los que se basan los Juegos y que unen a personas de todo el mundo', afirmó.

Don Felipe, presidente de honor de esta candidatura, recordó que su padre, el rey don Juan Carlos, ya defendió la candidatura de Madrid 2016 hace cuatro años en Copenhague, y su madre, la reina doña Sofía, hizo lo mismo hace ocho años en Singapur con Madrid 2012. El Príncipe despertó las risas del auditorio al señalar que 'no es fácil' seguir los pasos 'de un rey y de una reina', pero que intentaría hacerlo 'lo mejor posible'.

Don Felipe destacó la diversidad y la tolerancia de España, uno de los países más visitados del mundo, y subrayó que los Juegos servirán para que una generación de españoles sienta 'que España avanza de nuevo'. 'Madrid 2020 no es una candidatura de promesas' ni de 'sueños', dijo el Príncipe, que terminó su intervención asegurando que si Madrid gana los Juegos no sólo inspiraría a sus habitantes, 'sino a los de todo el mundo'.

Por su parte, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, aseguró a los miembros del COI que 'elegir Madrid no es un riesgo económico, sino al contrario, porque se elige la seguridad de una ciudad ya preparada'. 'Madrid 2020 tiene el pleno respaldo del gobierno español y de una economía sólida y sostenible', afirmó el ministro, según un comunicado difundido por la candidatura al término de la presentación.

De Guindos recordó que el presupuesto público para los Juegos asciende a 1.900 millones de dólares, 'uno de los más bajos de la historia olímpica' y está 'garantizado por los tres niveles de gobierno'. 'Cada administración deberá dedicar unos 90 millones de dólares al año hasta 2020, una parte muy pequeña de sus presupuestos', detalló.

El ministro indicó que 'tanto el Fondo Monetario Internacional como la OCDE y la Comisión Europea han afirmado que España crecerá sostenidamente durante los próximos cinco ejercicios' y repasó los grandes proyectos internacionales de empresas españolas, como el tren de alta velocidad de La Meca a Medina o la ampliación del Canal de Panamá.

La alcaldesa Ana Botella se centró en la descripción de Madrid como una ciudad verde, sana, accesible y dotada de grandes infraestructuras de transporte. 'Madrid es reconocida mundialmente como una de las ciudades con mejor calidad de vida y eso no ha sucedido por accidente', dijo la alcaldesa. Botella indicó que España es 'una nación líder en energías renovables' y el objetivo de Madrid 2020 es organizar 'los primeros Juegos neutros en emisiones de carbono'.

Madrid ha invertido en los últimos 20 años, dijo la alcaldesa, 19.000 millones de dólares en infraestructuras de transporte, por lo que el Movimiento Olímpico está en disposición de 'aprovechar el retorno de esas inversiones'. 'Madrid es más una emoción que un lugar', indicó finalmente Botella. El presidente de la candidatura y del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, prometió que Madrid 'no ha dejado nada al azar' y que se trata de una candidatura 'sin riesgos'. 'Pueden confiar en Madrid, no solo de cara al futuro, sino desde hoy mismo. Elegir Madrid es una decisión segura y sensata', agregó. Blanco incidió en que Madrid lleva 'diez años' construyendo su legado olímpico y que las dos anteriores derrotas ahora no son vistas como tales, sino como unas victorias parciales.

Juan Antonio Samaranch, miembro del COI, dijo a sus compañeros de asamblea que 'los Juegos no deben ser para la ciudad que más gaste, sino para la que invierta más responsablemente en beneficio del deporte'. 'El COI no puede decir no a una candidatura responsable en sus costes, excepcional técnicamente y situada en uno de los destinos turísticos más populares y estables del mundo', afirmó.

El consejero delegado de la candidatura, Víctor Sánchez, expuso el contenido técnico del proyecto, con sus sedes concentradas en dos zonas, y dijo que la visión de Madrid para los Juegos se basa en la 'responsabilidad'. 'Madrid es una realidad, con sedes existentes y probadas, que combinaremos con el espíritu habitual de celebración de los españoles', añadió.