Publicado: 25.04.2014 22:30 |Actualizado: 25.04.2014 22:30

El Madrid acaba con el Olympiacos y jugará la Final Four

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Real Madrid, de la mano de un inspirado Sergio Llull, supo sufrir, volver a su juego habitual en ataque, controlar al rival en defensa y, en definitiva, lograr el tercer triunfo en el 'playoff' ante el Olympiacos, por 83-69, lo que le permite clasificarse para la Final a cuatro, donde se enfrentará al Barcelona.

Una gran defensa, un excelente control mental en los momentos de tensión y, sobre todo, un ataque fluido, rápido y efectivo fueron las bases en las que el Real Madrid cimentó una victoria crucial que le permite ir a Milán, en la que será su tercera Final a cuatro en cuatro años. Con Sergio Llull como principio y final del primer cuarto, con sendos triples en la primera y en la última acción positiva del Real Madrid, el partido comenzó con mucha prevención por parte de los dos equipos, conocedores de que cada balón valdría su peso en oro.

El Olympiacos se mantuvo fiel a su defensa, que tan buenos réditos le ofreció en los dos partidos en Atenas, y el Madrid, poco a poco comenzó a sacar pecho, sabedor de que debía dar un paso al frente si quería clasifcarse para Milán. Con un marcador ralentizado por la precaución de ambos equipos en todas sus acciones (9-9, min.5), sólo al final el Madrid pudo sacar alguna ventaja y acabar el cuarto con un 18-12.

Una canasta del capitán, Felipe Reyes, y otro triple de un enchufado Llull, llevaron al marcador las primeras ventajas de consideración (23-12, min. 11) nada más comenzado el segundo acto. El Madrid era consciente de que debía agrandar el marcador para que sus opciones de clasificación aumentaran, pero el todavía campeón no dio su brazo a torcer tan pronto, 27-23 (min.15). Fue el momento que eligió Sergio Rodríguez para explotar con dos triples consecutivos. Tras el 'Chacho', una nueva exhibición de casta de Reyes, con un 2+1, y un contragolpe de Llull, tras taponazo de Darden, relanzaron las ventajas madridistas hasta un 38-25.

El Palacio hirvió de pasión y todavía rugió más cuando le fue pitada una técnica al técnico español Pablo Laso por protestar varias acciones en jugadas consecutivas. Vassilis Spanoulis (2 de 7 en triples en los primeros 20 minutos) anotó el tiro libre y el triple que cerró el marcador al descanso, 40-34. Salvo momentos puntuales, el Real Madrid consiguió cerrar otra de las brechas por las que se desangró en Atenas, el rebote.

En la reanudación del partido, Real Madrid y Olympiacos parecieron dos viejos boxeadores dándose mamporros en el centro del ring alternativamnte, cada canasta del Madrid era contrarrestada de inmediato por el equipo heleno, y viceversa. A estas alturas de partido (50-41, min. 25) y de eliminatoria, el cansancio era ya la antesala del dolor muscular, tras cinco partidos en diez días. Y Spanoulis, curtido en mil batallas, no estaba dispuesto a dejar nada en el tintero. Sin tener el Madrid una ventaja definitiva, el excepcional base griego sintió que la vida se le iba a su equipo poco a poco y forzó una técnica, completamente voluntaria, para tratar de dar un giro al estado de las cosas, 56-46 (min.27).

De alguna manera lo consiguió porque el tercer cuarto finalizó con 59-52, tras no valer, por estar fuera de tiempo, un mate de Rudy tras rechace de un triple de Mirotic. Con 7 puntos de ventaja y 10 minutos por delante el Real Madrid fue plenamente consciente de que tendrían que sufrir como perros para lograr el pase a la Final a cuatro. El momento de los líderes había llegado. Primero fue Spanoulis el que rompió las hostilidades, siendo respondido de inmediato por Rudy con cinco puntos seguidos que casi olieron a pizza (66-54, min. 32). Spanoulis tiró de galones y protestó todo lo que había que protestar y lo que no, además de reclamar el balón y demostrar su infinita clase.

Reyes con dos rebotes ofensivos y 4 puntos dio vida a un Real Madrid que acariciaba ya la clasificación, 70-57 (min.36), pero que no acababa de romper hacia la victoria. El Chacho con un triple dio otro pasito más, 74-61 a falta de 4 minutos. Olympiacos tiró la toalla poco después. Un canastón de Llull y un tapón de Bourousis pusieron punto y final a una eliminatoria, dura, tensa y equilibrada. El Madrid volvió a jugar alegre en ataque y volvió a ganar. El 3-2 le permite llegar a la Final a cuatro de Milán en la que se medirá al Barcelona el día 16 de mayo a las 18.00 horas.

83 - Real Madrid (18+22+19+24): Rudy (15), Mirotic (10), Darden (6), Llull (20) y Bourousis (8) -equipo inicial-, Rodríguez (8), Slaughter (1), Díez, Mejri, Carroll y Reyes (15).

69 - Olympiacos (12+22+18+17): Petway (9), Dunston (4), Spanoulis (19), Papapetrou (3) y Mantzaris (2) -equipo inicial-, Lojeski (15), Sloukas (3), Printezis (4), Collins (3) y Simmons (7).

Árbitros: Luigi Lamonica (ITA), Fernando Rocha (POR) y Milija Vojinovic. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente al quinto y definitivo enfrentamiento del 'playoff' de cuartos de final de la Euroliga de baloncesto disputado en el Palacio de Deportes de Madrid, ante 11.150 espectadores. Se colgó el cartel de localidades agotadas. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Francesc 'Tito' Vilanova, exentrenador del FC Barcelona.