Público
Público

El Madrid arranca a toda velocidad

Los blancos vencen al Fuenlabrada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El libreto de Laso no se parece en nada al de Messina. Donde el italiano tiene líneas, bloqueos y aspas, el vasco sólo ve libertad. El Madrid ha cambiado su filosofía, ya no hay control y pausa, ahora priman la rapidez y el desenfreno. Ayer, en el inicio de la Liga contra el Fuenlabrada, se impuso a toda pastilla.

La plantilla blanca agradece el nuevo orden de las cosas. Son jóvenes y no quieren vivir encorsetados. Tocará correr, que es lo que exige un equipo con dos bases como Llull y Sergio Rodríguez, siempre sobrerrevolucionados. Ha sido una cuestión de elección, el Madrid podría haber decidido traer un base más pausado y dejar a Llull en la posición de dos, pero Laso ha decidido volar.

Las cosas parecen ir bien. Ayer los blancos demostraron que pueden hacer daño con ataques de pocos segundos. Llull dirigía y, acompañado de finalizadores como Rudy o Mirotic, la estrategia tiene sentido. El jugador nacionalizado, que casi no tuvo minutos en la Supercopa, demostró ayer a Laso que tiene que contar siempre con él. Es más, dejó claro que sobre él y más sabiendo que Rudy puede irse en cualquier momento tiene que pivotar el equipo. No importa que tenga 20 años. El talento debe estar por encima de cualquier fecha que ponga el carnet de identidad. Los tres puntales de los blancos, el base y las dos flechas, terminaron por encima de los diez puntos y sometieron al Fuenlabrada.

Al Madrid le quedan pruebas importantes. No debe olvidar aquel último cuarto contra el Barcelona cuando necesitaron atacar en estático y naufragaron. Pero mientras jueguen a ritmo alto, ganarán muchos partidos.