Público
Público

El Madrid dispara contra la Federación

Competición expedienta de oficio a Mourinho por "infracción grave" y a Vilanova, por "leve"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Comité de Competición de la Federación Española (RFEF) abrió de oficio sendos expedientes disciplinarios a Mourinho y a Tito Vilanova. El entrenador blanco, que le metió un dedo en el ojo derecho al segundo técnico del Barça en el partido de vuelta de la Supercopa, se enfrenta a una multa de 602 a 3.006 euros y a una sanción que consistiría en la suspensión de 4 a 12 partidos porque dicha acción se considera, 'de momento y con carácter indiciario, grave'. Si se confirma el veredicto se le aplicaría en el artículo 98 del Código Disciplinario de la RFEF. Por su parte, Vilanova podría ser suspendido hasta cuatro partidos y multado con un máximo de 602 euros por el manotazo con el que respondió a Mou, en principio calificado como 'leve'.

La entidad que preside Florentino Pérez no ocultó su desacuerdo con la decisión federativa. Y lo hizo por escrito, en un incendiario comunicado publicado en la web oficial y en el que incluso insinúa connivencia entre Competición y el Barça: 'El Real Madrid expresa su sorpresa por el hecho de que esta investigación sea ordenada cinco días después del partido, y curiosamente escasas horas después de que el presidente del Barcelona se la reclamase públicamente a la propia Federación'.

Pese a que en el primer punto de su comunicado, el club de Chamartín asegura que 'ha optado desde un primer momento por una línea de prudencia y responsabilidad para no alimentar el clima de tensión creado tras lo acontecido', en el tercer epígrafe se desmelena. Y vierte graves acusaciones contra el Barcelona por lo que, según se lee, sucedió en el Camp Nou: 'El Real Madrid espera que la investigación continúe y sirva de oportunidad para esclarecer absolutamente todos los hechos ocurridos durante el transcurso del partido e inmediatamente después de su finalización. Entre ellos las provocaciones, vejaciones, insultos y agresiones que tuvieron que soportar los jugadores, cuerpo técnico y demás miembros del banquillo de nuestro equipo en el terreno de juego y también en el túnel de vestuarios'.

Lo más sorprendente, después de la dureza de los dos puntos anteriores, es el colofón de la nota: 'El Real Madrid seguirá trabajando en defensa de los valores inherentes a la entidad y siempre por la mayor colaboración posible entre todos los clubes e instituciones del mundo del fútbol'.

Competición también sancionó con un partido de suspensión a Villa, Özil y Marcelo, los tres expulsados de la Supercopa.