Público
Público

El Madrid exhibe más músculo que cerebro

El Madrid se diluye ante el Almería, remonta con ayuda arbitral y Cristiano exhibe su egoísmo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pellegrini dice haberse autoimpuesto una misión como entrenador del Madrid: acabar con la sensación de falta de autoridad que se vende desde fuera. Sin embargo, más preocupado debería estar el chileno de la falta de autoridad que transmite su equipo, incapaz de ganar un partido con solvencia ante un rival menor y peligrosamente acostumbrado a celebraciones de idéntica envergadura.

Remontar un 1-2 al Almería en el Bernabéu y con ayuda arbitral no es algo de lo que estar satisfecho. Como tampoco del comportamiento de Cristiano, implicado únicamente consigo mismo y un mal ejemplo para la sociedad. Como su equipo, más músculo que cerebro.

Obligado a llevar la iniciativa, sin Kaká y con Cristiano en punta junto a Higuaín, el Madrid tuvo más jugadores por detrás del balón, lo que le permitió crear un montón de ocasiones de gol y transmitir buenas sensaciones durante una aceptable primera parte. Hugo Sánchez no planteó un partido tan intenso como ante el Barça, se limitó a ceder la posesión al Madrid y aguantar. El arreón inicial lo capeó Alves con cuatro intervenciones de mérito, aunque el gol era cuestión de tiempo. El encargado de abrir la lata fue Ramos, tras un buen centro desde la derecha de Cristiano. Con ventaja en el marcador, el Madrid intentó no descomponerse, aunque había que esperar a la segunda parte para comprobar si su rendimiento seguiría siendo el mismo o si, como acostumbra, se vendría abajo. El Almería dio un tímido paso al frente, lo cual lo aprovechó el Madrid para jugar como más le gusta pero menos le conviene, pues pierde el control del partido. Con más espacios para ganar las espaldas al rival, pero también con más problemas para replegarse. Uche avisó de lo que venía con un tiro que Casillas desvió con una estirada que le vino bien para desperezarse.

En cuatro minutos, el Almería marcó dos goles y puso el Bernabéu patas arriba. La suplencia de Benzema extrañó en el Camp Nou, pero aún más este sábado. Si sus problemas son como parece de aclimatación, el banquillo no es el lugar más indicado para reinsertarle. Pellegrini sólo recurrió al francés cuando el Almería empató, pero para cuando lo quiso introducir en el campo su equipo ya perdía. Un cambio que quizás debía haber hecho con 1-0, lo pensó con  1-1 y lo tuvo que ejecutar con 1-2. Significativo.

Crusat tuvo el 1-3 y Hugo se vino arriba introduciendo un cambio netamente ofensivo: Goitom por Soriano. Sin embargo, en el intercambio de golpes el Madrid tenía todas las de ganar e Higuaín es un especialista en estos casos. Con el empate en el marcador, el catalán Estrada vio penalti donde no lo hubo, pues Alves tocó balón antes de la aparatosa caída de Cristiano.El portugués, ansioso por marcar y exhibir sus pectorales, tuvo un feo detalle al no alegrarse del gol de Benzema, que estaba en situación ilegal cuando aprovechó el rechace de su penalti errado. El mediático y egocéntrico CR9 prefirió lamentar su error. Un gesto de egoísmo que tuvo su continuidad cuando vio la segunda amarilla en la celebración de su intrascendente 2-4. Otra celebración menor.

4 - Real Madrid: Iker Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Raúl Albiol, Arbeloa; Xabi Alonso (Drenthe, m.88), Granero, Van der Vaart (Benzema, m.62), Marcelo (Diarra, m.83); Cristiano Ronaldo e Higuaín.

2 - Almería: Diego Álves; Michel, Chico, Acasiete, Cisma; Juanma Ortiz, Bernardello, M'Bami, Soriano (Goitom, m.69), Crusat (Piatti, m.80); y Kalu Uche.

Goles: 1-0, m.31: Sergio Ramos. 1-1, m.58: Soriano. 1-2, m.61: Uche. 2-2, m.73: Higuaín. 3-2, m.82: Benzema. 4-2, m.84: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Estrada Fernández (Colegio Catalán). Amonestó a M'Bami (45), Michel (77) y Ortíz (89) por el Almería. Expulsó a Cristiano Ronaldo por roja directa en el minuto 89.

Incidencias: encuentro correspondiente a la 13a jornada de Liga, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 77.000 espectadores.