Publicado: 17.04.2014 21:46 |Actualizado: 17.04.2014 21:46

El Madrid saca medio billete para la Final Four de Milán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Real Madrid tuvo que sufrir para conseguir la victoria, por 82-77, ante un Olympiacos que, lejos de rendirse, redobló esfuerzos hasta el final, aunque no pudo evitar el 2-0 con el que el equipo español viajará a Atenas para jugar el tercer partido el próximo domingo.

El Olympiacos salió dispuesto a que el partido no se le fuera de las manos a las primeras de cambio, como ocurrió en el primer partido y propuso al Real Madrid mostrar las mejores características técnicas de cada uno de los integrantes de los primeros quintetos. El Real Madrid aceptó las condiciones, aunque los nervios y la tensión le hicieron ir un poco a trompicones. Los ataques se impusieron a las defensas, 15-13 (min.5) con cada jugador demostrando su especialidad.

Rudy Fernández, con galones de general desde el primer momento, excelentemente secundado por Nikola Mirotic y Sergio Llull, comenzaron a conseguir las primeras diferencias gracias al tiro y al rebote ofensivo que dotó al equipo de segundas oportunidades. Vassilis Spanoulis y Bryant Dunston fueron los mejores en un peleón, correoso y centrado Olympiacos que salió mentalizado par aguantar los arreones de genio y calidad del Real Madrid.

Tras el 30-23 del primer cuarto, señal inequívoca de que las defensas no estuvieron todo lo acertadas que cabría esperar, los griegos decidieron saltar de la trinchera y luchar cuerpo a cuerpo en el segundo acto. Los helenos, sin embargo, se encontraron con un Felipe Reyes que nada más salir a la pista encestó dos triples seguidos y los 8 primeros puntos de un Real Madrid que infligió un parcial de 8-1 al equipo griego, 38-24 (min. 12).

Tras el capitán, llegó el turno de Sergio Rodríguez. El 'Chacho' volvió loca a la defensa del Olympiacos con sus penetraciones, asistencias y tiros. Los del Pireo, lejos de arrojar la toalla, redoblaban esfuerzos y su magnífico porcentaje de triples, 5 de 7 (71%) les mantuvo en el partido para marcharse al vestuario con un 53-44, después de haber tenido más de un encontronazo con Rudy y con Ioannis Bourousis. El Madrid tampoco estuvo manco a la hora de tirar de lejos, 9 de 13 para un 69%.

La ausencia de Dontaye Draper, que se produjo en el partido del pasado martes una fractura del tercio medio del cúbito del antebrazo derecho, obligó a Sergio Llull a un mayor esfuerzo. Para empezar, los griegos apretaron el marcador de salida en el tercer acto (55-52 en el minuto 22). Pero Rudy volvió a salir al rescate con cinco puntos seguidos (60-52). Dunston y Spanoulis siguieron sosteniendo a un Olympiacos que puso en serios apuros al Real Madrid con una zona que secó el ataque de los locales. Al final del tercer cuarto, 70-62 y casi todo por decidir.

Olympiacos estaba perdiendo más de medio billete a la Final a cuatro de Milán, 74-62 (min.33) pese a sus esfuerzos. La defensa de Marcus Slaughter y los galones de Rudy y Mirotic fueron un muro casi infranqueable por sus jugadores, 75-63 (min.35). Y mención aparte es necesaria para Bourousis, que supo mantener al equipo atrás en los momentos más delicados y que acabó con 19 puntos siendo el máximo anotador del partido. Notable labor la suya.

El vigente campeón de la competición, el Olympiacos, no encontró argumentos suficientes para poner en peligro la victoria madridista, aunque sí para meter miedo con un 79-75 en el último minuto. El Real Madrid ganó por 82-77 y subió un 2-0 al marcador de la eliminatoria que toma un acentuado color blanco. Aunque en El Pireo, en Atenas, encontrará una resistencia feroz. En su guarida de la Paz y la Amistad, el pabellón de las dos mentiras como se le conoce en Europa, los griegos serán algo más que duros.

82 - Real Madrid (30+23+17+12): Rudy (15), Mirotic (14), Darden (2), Llull (11) y Bourousis (19) -equipo inicial-, Rodríguez (11), Slaughter (2), Díez, Mejri y Reyes (8).

77 - Olympiacos (23+21+18+15): Petway (12), Dunston (12), Spanoulis (18), Papapetrou (4) y Mantzaris (2) -equipo inicial-, Shermadini, Sloukas (3), Printezis (10), Collins (3) y Lojeski (13).

Árbitros: Guerrino Cerebuch (ITA), Tolga Sahin (ITA) y Sasa Maricic (SRB). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente al segundo enfrentamiento del 'playoff' de cuartos de final de la Euroliga de baloncesto disputado en el Palacio de Deportes de Madrid ante 10.753 espectadores.