Publicado: 20.12.2014 22:34 |Actualizado: 20.12.2014 23:27

El Madrid consigue el título que le faltaba

Los de Ancelotti se hacen con el Mundial de Clubes con un gol de Bale y otro de Sergio Ramos contra San Lorenzo. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El portero y capitán del Real Madrid, Iker Casillas (c), levanta el trofeo de campeones del Mundial de Clubes rodeado de sus compañeros, tras vercer a San Lorenzo en la final disputada esta noche en el Gran Estadio de Marrakech, en Marruecos. EFE/Chema Mo

El portero y capitán del Real Madrid, Iker Casillas (c), levanta el trofeo de campeones del Mundial de Clubes rodeado de sus compañeros. -EFE/Chema Moya

Madrid.- El Real Madrid se proclamó este sábado campeón del mundo tras imponerse a San Lorenzo de Almagro (2-0) en la final de la competición celebrada en Marruecos y cerró de la mejor manera el año 2014, en el que consiguió cuatro títulos en apenas ocho meses.

Los pupilos de Carlo Ancelotti ganaron con goles de Sergio Ramos, que volvió a marcar de cabeza como en la final de Lisboa, y Gareth Bale, que aprovechó un error del portero argentino para establecer el definitivo 2-0. El Real Madrid releva al Bayern de Múnich y consiguió el único título que le faltaba.



El conjunto blanco sólo había disputado la primera edición del torneo en el año 2000 y --en aquella ocasión-- la experiencia no fue nada positiva para los dirigidos por Vicente del Bosque. Un Real Madrid que finalizó en la cuarta posición tras perder en la tanda de penaltis con el Necaxa mexicano.

Aquella deshonrosa actuación en Brasil, escenario del primer Mundial de Clubes, desapareció este sábado en Marrakech tras doblegar a San Lorenzo de Almagro. Un triunfo que da relevo a las tres Copas Intercontinentales que consiguieron los blancos a lo largo de la historia, la última en 2002 tras ganar al Olimpia de Paraguay.

Además, la victoria es la vigésimo segunda consecutiva del equipo de Carlo Ancelotti, que vive un dulce momento en este tramo de la temporada, seguramente una de las más exitosas del club capitalino, que ha levantado su cuarto título en los últimos ocho meses en las cinco finales que ha jugado.

La primera fue en abril en la Copa del Rey ante el FC Barcelona, título al que siguió el de la Liga de Campeones en mayo ante el Atlético y la Supercopa de Europa en agosto ante el Sevilla, mientras que se escapó, a doble partido, la Supercopa de España ante los de Diego Pablo Simeone.