Público
Público

El Madrid vuela y toca

Cristiano, con un ‘hat-trick', comanda el espectacular arranque del Madrid en La Romareda. Después de abrir el marcador a la contra, los de Mourinho dieron un recital de toques que se reflejó en el segundo gol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

El Madrid voló, tocó y goleó. Despachó su debut en Zaragoza con una soltura insultante. Por mucho que Aguirre se pusiera la venda antes del duelo hablando de partido de fin de pretemporada. Mal va si a finales de agosto la versión real de su equipo es esa. El Madrid le pasó por encima con un partido en el que tuvo mucha fluidez con la pelota. Marcó seis, pero pudo hacer la docena.

Para ser un partido de pretemporada, a Aguirre no se le pasó darle un manguerazo de más al campo en el que atacó el Madrid el primer tiempo. Y a Paredes no se le olvidó el juego sucio. Su víctima, Di María, al que dio varios recados tobilleros. Como se sabía inferior en velocidad trató de intimidar al argentino con juego subterráneo. Tampoco se le olvidó a Aguirre cómo ganó al Madrid en el Bernabéu. Montó una defensa de cinco, una línea de cuatro por delante y entregó a Uche a su suerte. Típico planteamiento en el que el Madrid se enfangó la temporada pasada.

La transformación de Benzema se vio en el primer tanto con su robo de balón

De primeras así pareció suceder. Para combatir la falta de espacios, Xabi Alonso cruzó varios balones que no fueron a ninguna parte. No se encontraba el Madrid en esos primeros compases. Tampoco Coentrao. Da la sensación de que el portugués al lado de Xabi Alonso es un Khedira más. Un mediocentro de descuelgue, que ayuda poco en la construcción. Esa función del socio de Alonso parece que la ha definido Mourinho para intentar abrir brechas por sorpresa y para robar arriba cuando la jugada no se finaliza. Al menos, mientras Sahin no aparezca en escena.

No generó el Madrid su primera ocasión hasta que no encontró el primer espacio para correr. Carvalho se desplegó en una contra que Özil empotró contra Roberto. El alemán fue el que alimentó a Benzema en otro contragolpe que también abortó Roberto en el mano a mano. A la tercera contra, ya no perdonó el Madrid. En ella se apreció esa nueva versión de Benzema que hay que atribuir a Mourinho. Ponzio se entretuvo con el balón en el medio del campo y el francés se la limpió por detrás. Inició la fuga, se la prolongó para Özil y este inauguró su vieja sociedad con Cristiano.

En los partidos con el Barça, el portugués había estado demasiado alejado del área. Más pendiente de abrir el campo y desbordar. Salvo en el gol que hizo en el Camp Nou no había aparecido su condición de llegador. La misma que la temporada pasada le dio la mayoría de los goles aprovechando esa velocidad endiablada en los últimos 30 metros. Nadie acompaña las contras como Cristiano. Lo volvió a confirmar con ese primer gol.

Cristiano, lejos del área ante el Barça, recuperó su versión de goleador-llegador

Después de ese primer tanto, apareció la mejor versión del Madrid, que era dueño de todo, del balón , del juego y del resultado. Abolló al Zaragoza contra su campo y lo mareó tocando la pelota. Lo convirtió en guiñapo. El segundo tanto fue una secuencia de toques interminable que tuvo un final muy académico. Ramos apareció por sorpresa por la derecha y su centro acabó con el otro lateral, Marcelo, que también se había incorporado, enviándolo al fondo de la red. Que los dos laterales del Madrid estuvieran en el área contraria hablan de su superioridad y ambición.

Desfigurado el rival, la pelota fue siempre del Madrid. Alonso cazó uno de esos rechaces lejanos que tan bien empala. Y Cristiano enseñó por segunda vez su condición de llegador para empujar otra gran jugada de toque. Llevada de lado a lado y finalizada con la pelota en la portería de Roberto por esa capacidad que ha desarrollado para finalizar arrancando en pocos metros. Kaká, con un gol muy suyo, recorte y rosca a la escuadra, se redimió algo. Después, Cristiano se reconfirmó como el goleador-llegador.

Zaragoza: Roberto; Juárez, Da Silva, Meira, Paredes, Abraham (Edu Oriol, m. 52); Barrera (Valencia, m. 83), Ponzio, Zuculini (Pinter, m. 52), Lafita; y Uche.

Real Madrid: Casillas; Ramos, Pepe, Carvalho, Marcelo; Xabi Alonso, Coentrao; Di María (Callejón, m. 71), Özil (Kaká, m. 76), Cristiano; y Benzema (Higuaín, m. 74)

Goles: 0-1. M. 23. Cristiano supera a Roberto con la izquierda tras un gran pase de Özil. 0-2. M. 28. Marcelo culmina una gran jugada combinativa del Madrid. 0-3. M. 63. Xabi Alonso, de fuerte derechazo raso y ajustado desde fuera del área que se cuela tras tocar en un defensa. 0- 4. M. 71. Cristiano empuja desde cerca un centro raso de Di María. 0-5. M. 83. Kaká, de fuerte derechazo por la escuadra 0-6. M. 89. Cristiano empuja a puerta vacía un rechace de Roberto a disparo de Kaká.

Árbitro: Muñiz. Amarillas a Meira, Abraham y Carvalho.

La Romareda: 35. 000 espectadores