Público
Público

El madridismo repudia a Pepe y a Mourinho

Míchel pide "algo drástico" con el central

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El madridismo no digiere ni la rácana propuesta de Mourinho en el partido copero del miércoles ante el Barça ni mucho menos el pisotón en la mano propinado por Pepe a Messi sin el balón por la inmediaciones. Nunca es asunto agradable ni fácil criticar a la entidad en la que te criaste deportivamente, pero señaladas figuras de la entidad blanca censuraron ayer con rotundidad la mala imagen dada por un club histórico.

Míchel, por ejemplo, fue especialmente crítico con Pepe: 'Su situación está muy lejos de poder ser solucionada si no es con algo que sea drástico'. Y añadió: 'La palabras de Pepe demuestran un arrepentimiento, pero no sé si será suficiente. Cuando se haya visto estará arrepentido pero también pensaría lo mismo cuando tuvo ese incidente con el jugador del Getafe (Casquero, al que pateó reiteradamente)'.

El exjugador blanco también dejó claro que no se puede comparar la acción de Pepe con el pisotón de Juanito a Matthaus en 1987. 'Juanito era muy madridista y sabía el perjuicio que eso le provocaba al club argumenta Míchel. Fue el que pidió perdón y al ver la sanción rescindió su contrato con el Real Madrid. No se puede valorar de la misma manera las circunstancias y la vida en el madridismo de uno y otro'.

Míchel fue más condescendiente con el planteamiento defensivo de Mourinho. A él no le chocó tanto defensa. Y lo argumenta así: 'Lo que me sorprende es que se hable tanto sobre esa cuestión. Es un entrenador con gran éxito, con un gran currículum y con muchos títulos a sus espaldas. Por eso ha venido al Madrid, para trabajar igual que lo ha hecho en los otros clubes. Si ha tenido éxito y lo ha querido trasplantar al Real Madrid lo lógico es que siga por ese camino'.

Otro exfutbolista, Alfonso, sí se mostró disconforme con ese planteamiento: 'No me lo creía. Respeto a Mourinho, pero yo no hubiese puesto a jugadores que llevan mucho tiempo sin jugar, hubiese buscado otra alternativa. No me pareció lo más idóneo para el Real Madrid. Me gustaría que saliese con más mentalidad ofensiva, mucho más arriba'.

El Barcelona, por su parte, mantuvo su postura de no denunciar a Pepe, si bien la excusa leída del defensa no convenció. 'La intervención de Pepe es forzada por la institución desde donde se ha provocado una rectificación que no existe', aseveró el vicepresidente de relaciones institucionales, Carles Vilarrubí, en declaraciones a RAC 1. 'Lo único que Pepe podía decir es: me equivoqué', porque es humano y todos nos podemos equivocar. Él dice que no lo quería hacer, pero eso no se lo cree nadie, ni él', prosiguió.

'Lo que pasa en el terreno de juego lo juzga un árbitro y lo sanciona un comité de competición. Yo creo que el comité debería actuar de oficio, porque es el peor ejemplo para los jóvenes, y por el bien del deporte', concluyó Vilarrubí.