Público
Público

Malas noticias para los equipos españoles

El Racing empata con el Schalke 04 (1-1) en casa y complica su pase para la siguiente ronda. El Sevilla pierde ante el Standar de Lieja por 1-0 y también se complica la vida y el Valencia remata la pésima noche con un empate (1-1) en casa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

RACING 1 - SCHLAKE 04 1

El Racing de Santander no pasó del empate (1-1) ante el Schalke 04 en casa y complica su situación en el grupo A de la Copa de la UEFA, en el que se sitúa en cuarta posición con sólo un punto a falta de dos partidos por disputarse.

A pesar de que se clasifican los tres primeros de cada grupo, el equipo de Juan Ramón López Muñiz se sitúa ya a dos puntos de la tercera posición, teniendo aún por delante los partidos ante Manchester City y Paris Saint Germain para poder buscar la clasificción a la siguiente fase.

El resultado final hizo justicia para ambos equipos. Los norteños lograron mantener el tipo ante un rival de entidad -cuarto clasificado en la Bundesliga- y crearon más ocasiones de peligro que los alemanes, que parecieron conformarse con el resultado de tablas.

sTANDAR DE LIEJA 1 - SEVILLA 0

El Standard de Lieja derrotó hoy por 1-0 al Sevilla en partido correspondiente al grupo C de la liguilla de la Copa de la UEFA, un resultado que obliga a los blanquirrojos a ganar su próximo encuentro de este torneo, y confirma, al mismo tiempo, la crisis de un equipo que acumula ya cuatro derrotas consecutivas en las últimas semanas.

Los dos conjuntos se plantaron en el terreno de juego con esquemas similares, apoyados en un único punta nato que, en el caso sevillista, era Luis Fabiano, con Renato en la mediapunta, mientras que los locales confiaban sus tareas ofensivas al congoleño Mbokani apoyado por el extremo zurdo serbio Jovanovic. Poco a poco el dominio terminó por ser del Standar, que en el minuto 37 aprovechó un error de la defensa anadaluza para anotar el único gol del partido.

VALENCIA 1- COPENHAGUE 1

Un Valencia sin ideas, que tuvo el balón pero no supo crear ocasiones de gol, cedió un empate (1-1) ante el Copenhague, un equipo danés discreto y con pocos recursos, que fue capaz de amargar el debut del equipo valenciano en la actual edición de la Copa de la UEFA.

Fue un partido de baja calidad, en el que al Valencia le faltó consistencia y en el que los argumentos del rival fueron mínimos, lo que unido al escaso ambiente de fútbol por la falta de público en Mestalla, convirtió al encuentro en un espectáculo muy deslucido.