Público
Público

Manchester recuerda los 50 años de la tragedia de los 'Busby Babes'

El avión en el que regresaba el equipo desde Belgrado se estrelló en Munich provocando 28 muertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hoy se cumplen 50 años de una de las tragedias más duras de la historia del fútbol, el accidente que el 6 de febrero de 1958 sufrió en Munich el vuelo que traía a la expedición del Manchester United de regreso a casa tras su clasificación para las semifinales de Copa de Europa después de superar al Estrella Roja de Belgrado.

El avión que trasportaba al equipo entonces conocido como los 'Busby Babes', entrenado por Sir Matt Busby había empatado a tres goles en Belgrado y, tras clasificarse por un global de 5-4 hizo escala técnica en Munich para repostar combustible. Sin embargo, el aguanieve acumulada al final de la pista, aunque en principio se culpó al piloto, provocó, tras el tercer intento de despegue, que el avión no cogiera la altura adecuada y acabara estrellándose cerca del aeropuerto.

Veintitrés de los cuarenta y tres pasajeros del avión perdieron la vida, entre ellos los futbolistas Geoff Bent, Roger Byrne, Eddie Colman, Mark Jones, David Pegg, Tommy Taylor y Liam Whelan, a los que se unió después Duncan Edwards, que fallecía dos semanas después a causa de las heridas.

También fallecieron directivos y miembros del cuerpo técnico, además de periodistas y varios jugadores resultaron heridos y tuvieron que abandonar el fútbol, además de Matt Busby y Bobby Chalton, alrededor del que comenzó la construcción del nuevo Manchester United.

A partir de hoy y durante los próximos días, se llevarán a cabo homenajes tanto en Manchester como en Munich. Charlton acudirá al servicio que se llevará a cabo en Old Trafford, mientras que la selección inglesa guardará un minuto de silencio en Wembley antes de su amistoso frente a Suiza.

Además, el homenaje del club tendrá lugar en el partido del próximo domingo ante el Manchester City, donde se guardará un minuto de silencio, que ya ha sido polémico ante el posible boicot de rival, y los futbolistas jugarán con una equipación réplica de la del 58.