Publicado: 03.11.2015 23:51 |Actualizado: 03.11.2015 23:51

El Manchester United vence al CSKA y se hace con el mando del grupo B

El PSG, tras perder contra el Madrid, se tendrá que jugar ahora la clasificación del grupo A ante el Malmö y el Shakthar Donetsk, que goleó al conjunto sueco en Lviv por 4-0.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El jugador del Manchester United Wayne Rooney celebra un gol ante el CSKA Moscú. / EFE

El jugador del Manchester United Wayne Rooney celebra un gol ante el CSKA Moscú. / EFE

El Real Madrid y el Manchester City lograron la clasificación matemática para los octavos de final de la Liga de Campeones con sus victorias sobre el París Saint Germain (1-0) y el Sevilla (1-3).

Fue, no obstante, un pase bien distinto. El cuadro de Rafa Benítez sufrió sobremanera ante el de Laurent Blanc, que fue netamente superior y gozó de numerosas ocasiones para ganar en el Santiago Bernabéu, en tanto que el del chileno Manuel Pellegrini demostró su solvencia en el Ramón Sánchez Pizjuán.

Tan solo la diosa Fortuna permitió al conjunto madridista llevarse el partido ante su principal rival en el grupo A. En el Bernabéu ocurrió todo lo contrario que en el Parque de los Príncipes, donde controló el Real. En Madrid, el dueño y señor del choque fue el equipo parisino.

El duelo particular entre las dos grandes figuras de sus equipos, Cristiano Ronaldo y Zlatan Ibrahimovic, quedó en combate nulo y no pudieron homenajear a Gerd Muller, uno de los grandes artilleros de la historia del fútbol europeo y mundial, el día de su 70 cumpleaños. Ni uno ni otro consiguieron marcar, aunque el que tuvo las opciones más claras fue el sueco.

Lo peor para el nórdico fue que sus compañeros tampoco acertaron las innumerables ocasiones ante un meta costarricense Keylor Navas, que incrementó su récord continental con otro partido sin encajar gol.

En la primera parte hubo un lesionado de importancia por bando, el italiano Marco Verratti y el brasileño Marcelo, el hombre quizá más en forma del Real Madrid. Curiosamente, quien reemplazó a este último, Nacho Fernández, marcó el único tanto de partido en el primer balón que tocó, en un balón que se perdía, fue y sorprendió al portero germano Kevin Trapp, que hasta entonces estaba también invicto.

No cambió el panorama tras el descanso. Dominio y ocasiones del París Saint Germain, que hasta el final rozó el empate, como un lanzamiento al larguero del argentino Ángel di María en los últimos compases en su vuelta al Bernabéu. Al final el triunfo, con mucho sufrimiento, clasifica al Real Madrid, pero deja muchas dudas y otro lesionado más.

El PSG, aunque lo tiene en su mano, se tendrá que jugar ahora la clasificación ante el Malmö y el Shakthar Donetsk, que goleó al conjunto sueco en Lviv por 4-0 antes de recibir al Real Madrid sin su capitán, el croata Darijo Srna, autor de uno de los tantos, que se perderá el choque por sanción.



El Manchester City ahondó la herida del Sevilla. Los de Pellegrini, empujados por la rapidez de Raheem Sterling y Jesús Navas y la clarividencia de Fernandinho, tuvieron un inicio fulgurante en el que encarrilaron la victoria.

Sterling (m.8) y Fernandinho (m.11) situaron el 0-2 casi sin que el Ramón Sánchez Pizjuán pudiera asimilarlo. Los pupilos de Unai Emery soñaron con la remontada con un gol del francés Benoit Tremoulinas (m.25), pero el marfileño Wilfried Bony, antes del descanso (m.36), firmó el a la postre definitivo 1-3.

No pudo el Sevilla revertir la situación y lo único bueno fue el hecho de que sigue con vida, aunque con escasas opciones, porque el Juventus no ganó en Mönchengladbach al Borussia, donde se registró empate a uno.

El conjunto alemán, lanzado en la Bundesliga tras el relevo de entrenador, incluso se adelantó en el marcador por medio del germano-estadounidense Fabian Johnson (m.18), pero justo antes del descanso el suizo Stephan Lichtsteiner aprovechó una asistencia del francés Paul Pogba para igualar.

Los actuales subcampeones de europa se quedaron en inferioridad numérica a los 53 minutos por expulsión del brasileño Hernanes por una dura acción sobre el español Álvaro Domínguez, pero sacaron un punto que les vale para situarse muy cerca de octavos.

El Borussia tratará de luchar por pasar a la Liga Europa con el Sevilla, que aún podría clasificarse, pero necesita ganar los seis puntos y que el Juventus pierda sus dos encuentros.

El Atlético de Madrid no fue capaz de ganar en Astana (0-0) en un mal partido, con lo que entregó la iniciativa del grupo C al Benfica, que superó por 2-1 al Galatasaray. No obstante, al cuadro del argentino Diego Pablo Simeone le basta con un punto ante el equipo estambulí en la próxima jornada en el Vicente Calderón para asegurar su clasificación.

Pese a ello, aún tiene en su mano pugnar por el primer puesto que concede ventaja de campo en octavos con un Benfica al que le costó superar en La Luz al Galata. Los brasileños Jonas y Luisao consiguieron los tantos para los 'águilas' ante un rival que no supo aprovechar el gol del alemán Lukas Podolski, que significaba el empate, porque surgió el veterano central para desequilibrar la contienda.

El Manchester United se hizo con el mando del grupo B merced a su victoria sobre el CSKA Moscú por 1-0 con gol de Wayne Rooney y a la del PSV ante el Wolfsburgo (2-0).
El grupo está muy emocionante, porque entre los reds, que tienen siete puntos, y el CSKA, colista, hay tan solo tres de diferencia.

El PSV igualó el 2-0 sufrido en Wolfsburgo la pasada jornada con los goles de Jurgen Labadia y Luuk de Jong, ambos en el segundo periodo. Al United, con Juan Mata de enganche, le costó salvar los puntos en Old Trafford. De hecho, David de Gea evitó el 0-1 justo antes de que Rooney marcara de cabeza a placer cuando el partido se encaminaba hacia el final.