Público
Público

Manolo Preciado, destituido como entrenador del Sporting

El club rojiblanco, el séptimo que cambia de técnico en lo que va de temporada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El camino de Manolo Preciado al frente del banquillo del Sporting de Gijón ha llegado a su meta. Después de cinco temporadas y media como entrenador del conjunto rojiblanco, este martes por la mañana ha sido destituido por el Consejo de Administración del club.

Así lo han confirmado el propio Preciado y el presidente de la entidad, Manuel Vega-Arango, en una rueda de prensa en El Molinón.

La situación de Preciado pendía de un hilo desde hacía varios meses debido a la clasificación del equipo, que se encuentra en la penúltima posición de la Liga BBVA, con 18 puntos. El conjunto asturiano tan solo ha cosechado cinco victorias en 20 partidos, tres empates y doce derrotas.

La última, y la más dolorosa, el 5-1 que le endosó la Real Sociedad en Anoeta el domingo, fue la gota que colmó la paciencia de Vega-Arango.

Todo hace indicar que el hasta ahora segundo entrenador, Iñaki Tejada, se hará cargo del equipo de forma interina. Dirigirá los entrenamientos esta semana y podría sentarse en el banquillo de El Molinón en el partido del próximo domingo a las 12 horas ante Osasuna hasta que el club encuentre a un sustituto para Preciado.

Como es costumbre, ya comienzan a sonar nombres para tomar las riendas del conjunto de aquí a final de temporada. Y entre ellos, el que coge fuerza es el de Míchel, extécnico del Getafe.

Manolo Preciado fichó por el Sporting en el verano de 2006, cuando el equipo se encontraba en Segunda División y con el objetivo claro de devolver al club a la máxima categoría del fútbol español. Algo que cumplió en la temporada 2007/08. Desde entonces, los rojiblancos se han mantenido peleando en la Liga BBVA pese a contar con uno de los presupuestos más bajos de la misma. Preciado se ha granjeado la simpatía de los aficionados gijoneses desde el primer día que se hizo cargo del equipo y pese a que ya en otras ocasiones se había especulado con su destitución, hasta la fecha su trabajo había servido de aval para resistir en el cargo.

Preciado se convierte en el séptimo entrenador que deja un banquillo en lo que se lleva disputado de competición. El primero fue el danés Michael Laudrup, que se marchó del Mallorca, mientras que Héctor Cúper hizo lo mismo en el Racing de Santander. Posteriormente, fueron cayendo Juan Carlos Garrido (Villarreal), Gregorio Manzano (Atlético de Madrid), Javier Aguirre (Zaragoza) y Fabri (Granada).

Curiosamente, salvo en el caso del Atlético de Madrid, que ha encontrado en Diego Pablo Simeone el revulsivo que necesitaba para regresar a la zona alta, los otros seis equipos son ahora mismo los últimos de la clasifcación.