Público
Público

Una máquina a todo campo

Un once de memoria que domina el curso. El equipo de Mourinho lidera la mayoría de las estadísticas ofensivas y defensivas de la Liga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cristiano era el único de los grandes referentes elegidos por Mourinho que faltaba por explotar. Cuando lo ha hecho, el Madrid se ha convertido en este inicio de campeonato en una máquina a todo campo. En las cinco primeras jornadas enseñó, por encima de todo, un perfil rocoso, autoritario en defensa, pero obtuso en ataque. En las dos últimas citas ligueras, ha cerrado el circulo con diez goles favor. A falta de lo que haga hoy el Villarreal, el Madrid lidera la tabla y la mayoría de las estadísticas de peso colectivas individuales en lo que va de curso.

En ataque y en defensa, el Madrid busca imponerse metro por metro en todas las batallas del campo. Mourinho es un obseso de la guerra de posiciones como método para controlar el juego. Fruto de ello, el Madrid es el equipo que más goles marca (16), el que menos encaja (3), el que más balones recupera (493) y el que más remata (144), y cuenta con el portero que menos paradas ha tenido que realizar (9). En todos esos registros, el Barça está por debajo, lo que no deja de ser un alivio para un vestuario torturado por la eterna comparación.

Es muy reseñable que sea el conjunto que más goles hace de jugada colectiva

Cuando empezó a trabajar, Mourinho no descubrió nada nuevo al elegir referentes en cada línea. Forma parte de la rutina del entrenador escoger un espinazo central, una columna vertebral sólida sobre la que ramificar las colectivas e individuales del resto del plantel. Casillas es el portero menos goleado; a Ramos y a Carvalho, sólo Weligton los supera como los jugadores que más jugadas del contrario interrumpen; Xabi Alonso es el centrocampista que más recupera, y Cristiano es el goleador y el mejor pasador del campeonato. A partir de ahí, el Madrid tiene un once reconocible y memorizable por primera vez en mucho tiempo.

Mourinho tenía muy claro que de ese tronco vital formaban parte Casillas, Pepe, Carvalho, Ramos, Xabi Alonso y Cristiano. Albergaba dudas en el enganche hasta que consolidó a Özil en el medio tras probarlo sin apenas trascendencia a la derecha. También echaba de menos un delantero de referencia para el juego en largo y directo. 'Higuaín gana uno de cada diez balones aéreos', ha reconocido el entrenador luso. Mourinho tuvo que aceptar la decisión del club de no fichar a Drogba, aunque esa clase de jugador será su primera petición para la temporada que viene. Ha sido el juego ofensivo la faceta del Madrid que más ha tardado en dar buenos síntomas. La tendencia empezó a cambiar frente al Deportivo. En aquel duelo se vio a un Cristiano igual de ambicioso ante el gol, pero más colectivo a la vez. Sucedió lo mismo con Higuaín, Di María y Özil. Los cuatro de arriba firmaron el partido más colectivo que se había visto hasta el momento: duplicaron su número de combinaciones. Aquello fue un anticipo de lo que sucedió el sábado en La Rosaleda. En Málaga, Cristiano jugó para él y para el equipo, y resultó letal en la goleada blanca. Su despertar responde a una terapia táctica en la que Mourinho le ha insistido en la necesidad de elegir la mejor opción y también en el trabajo en espacios reducidos al que ha sometido a medios y delanteros.

La columna vertebral del equipo copa los mejores registros 

'Una de las claves que se aprecian es que el equipo roba muy arriba y busca transiciones rápidas', analiza Pardeza. El segundo gol al Málaga, tras un robo de Özil, que él mismo convirtió en un contragolpe, resume esa filosofía. Mourinho no quiere elaboración si no es necesaria. '¿Por qué voy elaborar si tengo a Cech que pone el balón a 70 metros y a Drogba que lo gana todo por arriba?', decía de uno de sus recursos en el Chelsea.

Las estadísticas hablan ahora del Madrid como el equipo más colectivo en registros que la temporada pasada dominaba el Barça sin discusión. Es muy reseñable que sea el que más goles de jugada colectiva lleva (10) o que ostente el liderato como el conjunto que más pases da que finalizan en remate (97).