Publicado: 04.05.2014 15:34 |Actualizado: 04.05.2014 15:34

Marc Márquez amplía su hegemonía en MotoGP a Jerez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) protagonizó una nueva exhibición al imponerse en el Gran Premio de España de MotoGP que se disputó en el circuito de Jerez de la Frontera, en donde hasta el momento nunca había conseguido vencer en ninguna categoría.

Márquez ha ganado absolutamente todo desde que comenzó la temporada, al ser el más rápido en todas las tandas de entrenamiento y también luego en el momento de la carrera que en Jerez dominó prácticamente desde el principio aunque algunos de sus rivales intentaron evitarlo en las vueltas iniciales.

Por primera vez en toda la temporada el líder del mundial, Marc Márquez, lo bordó en el momento de la salida, aunque dio la impresión de que el italiano Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici Open) se podía meter por dentro pero al final se coló y tuvo que dejar pasar al español. El italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), también muy atento al apagarse el semáforo, se puso tras Márquez y le superó antes de concluir la primera vuelta pero el líder del mundial no se lo perdonó y volvió a superarlo.

Había comenzado una bonita lucha cuerpo a cuerpo a la que también se unieron tanto Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), que hoy cumplió su gran premio número doscientos y con ello se convirtió en el piloto más joven de la historia en conseguirlo, como Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V). La primera vuelta rápida llegó en el segundo giro de la mano de Marc Márquez, que no conseguía deshacerse del férreo marcaje de Valentino Rossi.

Un nuevo récord de vuelta rápida en la tercera y la diferencia entre el piloto de Repsol y Rossi aumentó de una a cuatro décimas de segundo, todavía exiguo como para pensar que el más joven campeón del mundo de la historia de la categoría reina podía sentenciar ya la prueba.

Tercer récord de vuelta rápida un giro después y Márquez ya gozaba de una ventaja de nueve décimas de segundo respecto al trío formado por Rossi, Lorenzo y Pedrosa. Y hubo una cuarta vuelta rápida consecutiva que llevó la ventaja del líder del mundial hasta casi un segundo y medio.

El hueco ya era amplio y las diferencias respecto a sus perseguidores parecían consolidarse en el quinto giro, en el que el británico Cal Cruchtlow, que reaparecía tras su ausencia en Argentina por la lesión en la mano derecha, se fue para su taller con evidentes problemas mecánicos que le impedían continuar.

El líder del mundial acabará consiguiendo que la categoría reina del campeonato se convierta en la más aburrida, puesto que su superioridad en Jerez fue tal que en apenas ocho vueltas ya contaba con más de dos segundos y medio de diferencia respecto a sus perseguidores y sólo un error o una avería mecánica podía apearle del peldaño más alto del podio.

El interés se centró entonces en la pelea que mantuvieron sus rivales, Rossi, Lorenzo y Pedrosa, por la segunda plaza, si bien casi en todo momento rodaron en esas mismas posiciones, a la espera del momento propicio para sorprender a su rival. Tras ellos se formó un dúo con el italiano Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici) y el español Aleix Espargaró (Forward Yamaha YZR), ambos con sendas motos de la nueva categoría "Open", y otro con el español Álvaró Bautista (Honda RC 213 V) y el británico Bradley Smith (Yamaha YZR M 1).

La quinta y séptima posición, respectivamente, estaba en juego y a ellos, a Bautista y Smith, se intentaba acercar el también español Pol Espargaró (Yamaha YZR M 1), tras dar buena cuenta del alemán Stefan Bradl (Honda RC 213 V).

A siete vueltas del final se produjo el primer hecho relevante, pues Dani Pedrosa decidió atacar a Jorge Lorenzo para superarlo e intentar marcharse en busca de Rossi, que contaba con escasamente un segundo de ventaja sobre él y al que cazó en el tramo final de la carrera, aunque el italiano supo cerrar todos los huecos para garantizarse la segunda posición. Con Lorenzo cuarto la quinta plaza fue para Andrea Dovizioso, por delante de Bautista, Espargaró y Smith, con Pol Espargaró noveno y Héctor Barberá (Avintia Kawasaki) en la decimoquinta plaza.