Público
Público

Marc Márquez vuelve a ser el de costumbre

Gana en Moto2 y ya es segundo del Mundial. Bradl, el líder de la categoría, optó por una carrera sin riesgos y acabó en el suelo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ya está ahí Marc Márquez. Segundo en la clasificación de Moto 2 y con la sensación de que su proceso de adaptación a la nueva moto ya está en sus últimos capítulos. La penitencia de esos tres ceros consecutivos que acumuló al comienzo de la temporada le hacen todavía mirar a Stefan Bradl a una importante distancia, pero también es cierto que queda Mundial de sobra como para esperar que el joven prodigio de 18 años y ya campeón del mundo de 125cc. peleará con el alemán por el título hasta la última carrera.

Su victoria de ayer de Assen resultó más valiosa aún por las circunstancias tan complicadas en las que se desarrolló. Lluvia y un contrincante en la pelea que no se deja nada en el bolsillo: el turco Sofouglu. La jugada salió redonda porque Bradl se fue al suelo. El alemán es piloto de seco, no es anfibio. Con el circuito empapado olvidó su dominio abrumador y se refugió muy por detrás de la cabeza de carrera. La prudencia le castigó. Patinó con la lluvia y deja la distancia con Márquez en 57 puntos.

El catalán hizo su mejor salida de la temporada. Es lo que más le ha costado aprender. Pronto se situó al frente de la prueba, pero visto lo peligroso del trazado optó por ser paciente. Oteó la pelea de Bradley Smith y Sofouglu a un par de segundos de distancia. Después de leer el circuito durante unas cuantas vueltas, entendió que llegó el momento de atacar. Se puso a la altura del dúo y mantuvo un duelo de esos muy picantes con el turco.

No se arrugó el novato. Respondió a los ataques hasta que metió un acelerón que le distanció unos segundos. Ni siquiera unos problemas con las marchas le despistaron. El japonés Takahashi le discutió el triunfo durante un par de vueltas. La caída del japonés le dejó camino libre. Este año era para aprender, eso no quiere decir no ganar.