Público
Público

Marga Fullana confiesa su dopaje

La corredora de mountain bike dice que cometió "la estupidez más grande" de su vida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ciclismo español viva días convulsos. Después de que estallara el caso Contador y salieran a la luz los positivos de Mosquera y García Dapena en la Vuelta, este viernes fue Marga Fullana, corredora de Mountain Bike, la que reconoció haberse dopado.

La ciclista mallorquina confesó a través de un escueto comunicado haberlo hecho durante el Mundial disputado en septiembre en Mont-Sainte Anne (Canadá).

La española se adelantó a la UCI y reconoció su conducta fraudulenta antes de que el organismo internacional lo hiciese público. Los últimos días se habían dado algunas filtraciones en prensa que dejaban caer el positivo de la ciclista. '¡He cometido la estupidez más grande de mi vida!', se podía leer en el comunicado en el que Marga reconoce el positivo.

La corredora, cinco veces campeona del mundo y medalla de bronce en los Juegos de Sidney, estaba pasando un mal año en lo deportivo que la llevó a caer en la tentación del doping.

'En toda mi vida deportiva no he recurrido a sustancias ilegales, no me hacían falta, tenía fuerza y mucha motivación. Pero este año, a pesar de intentarlo e intentarlo, nada me salía bien. Tuve la maldita oportunidad de conseguir esta sustancia, pero una cantidad tan pequeña que ni siquiera noté nada en el rendimiento. No mejoré nada y el Mundial me fue como todas las demás carreras: mal, malísimo', reza la misiva de la biker española.

Fullana no especifica cuál es la sustancia por la que ha dado positivo y pide perdón en varias ocasiones del comunicado: 'Sólo puedo decir que lo siento y siento haberos defraudado, yo me he defraudado más a mí misma. Cumpliré mi sanción y pasaré pagina; la vida sigue y ahora me toca seguir luchando en otro ámbito de mi vida'.

Fullana también hizo una llamada a la ética periodística, preguntándose si es positivo que se conozcan noticias de este tipo antes de que la propia protagonista tenga constancia oficial de lo sucedido, aunque reconoce que ahora no está 'para dar lecciones a nadie'.