Publicado: 13.11.2013 19:33 |Actualizado: 13.11.2013 19:33

María Vasco, el adiós a la mejor marchadora española de todos los tiempos

La única medallista olímpica femenina del atletismo español anuncia su retirada por su falta de motivación e ilusión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La marchadora María Vasco, la única medallista olímpica femenina del atletismo español -un bronce en Sydney 2000- ha puesto este miércoles punto y final a su dilatada carrera deportiva y ha admitido que sabía que la misma tenía fecha de caducidad, pero que quería decidir el momento.

"Siempre he sabido que mi carrera tenía fecha de caducidad y quería ser yo quien la decidiese y ese momento ha llegado", ha dicho Vasco, de 37 años, en una rueda de prensa. La falta de motivación y de ilusión han sido los motivos esgrimidos. "Hay muchas personas cercanas a mí que no quieren que me retire, pero en la vida ya hay otras cosas que me iluminan la mirada y me hacen seguir adelante en una nueva etapa personal", ha dicho.

Se ha sentido como una privilegiada por poder practicar y vivir del deporte que siempre quiso practicar y además se ha sentido reconocida por ello. "Quién me iba a decir a mí cuando tenía 10 años que iba a llegar donde he llegado. Siempre he luchado por ser la mejor y para ello he tenido grandes entrenadores como Manolo Díaz, Marcos Flores, Manuel Alcalde, José Marín y mi actual técnico Rafa 'Fali' Sanchez", ha recordado. María Vasco ha admitido que lleva a un año pensando qué va a hacer en el momento de su retirada. "Soy una mujer inquieta, pero quiero estar vinculada con el deporte y con la marcha atlética, pero también el tema de la belleza y la moda están ahí. Hay que salir adelante porque los tiempos que corren están muy fastidiados", ha concretado.

Esta menuda atleta, de 1.56 metros y 45 kilos, ha batido a lo largo de su carrera los récords de España en 5, 10 y 20 kilómetros en ruta y los de 3.000, 5.000 y 10.000 metros en pista, de los que actualmente aún conserva los cuatro primeros. Ya desde sus inicios se acostumbró a ganar todas las competiciones en las que participaba, con numerosos campeonatos de Cataluña y de España en las categorías inferiores. Vasco destacó siempre por su gran técnica individual. "Mi afición por la marcha empezó en el barrio Salas, donde veía a Mari Cruz Díaz y Reyes Sobrino entrenando. Fue Manolo Díaz, padre de Mari Cruz, quien me introdujo en la marcha y curiosamente no tuvieron que enseñarme a marchar, porque había aprendido la técnica viendo a Mari Cruz y a Reyes entrenar", ha desvelado hoy.

Ha participado en cinco Juegos olímpicos, ocho Campeonatos del Mundo absolutos, cuatro Europeos absolutos, ocho Copas del Mundo y ocho Copas de Europa. Ha sido internacional en 36 ocasiones y durante 16 años (1996-212). En España fue la dominadora absoluta de la marcha durante más de 10 años. Fue campeona de 10 km ruta (1996) y pista aire libre (1997, 1998, 1999, 2001, 2002, 2003, 2004 y 2005) y de 20 km ruta (1998, 2001, 2002, 2003 y 2004).

El punto de inflexión en la carrera de María Vasco fue la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, por detrás de Wang Liping y Kjersti Platzer. La medalla fue una sorpresa porque no estaba entre las favoritas, pero, además, porque se trataba de la primera medalla del atletismo femenino español, lo que le valió ser elegida Mejor Atleta Española de ese año. "Cuando empecé siempre dije que no me iba a retirar sin lograr una medalla olímpica; soy muy luchadora y sabía que lo iba a conseguir. También recuerdo con especial orgullo el Mundial de Osaka 2007, porque venía de un año muy malo y ahí empezó una segunda María Vasco", ha recordado.

"Cuando empecé siempre dije que no me iba a retirar sin lograr una medalla olímpica"

Su peor momento fue en el Europeo de 2010, que se celebró en Barcelona. "Sabía que era el último y me lesioné, no pude acabar y pase un mal trago. De las victorias se aprende mucho, pero más de las derrotas; de esa aprendí mucho", ha dicho. María Vasco dice que ahora quiere correr un maratón y tiene claro que va a seguir practicando deporte toda la vida. "Llevo 27 años en esto, pero ahora ya no me voy a poner las zapatillas por obligación. Tengo que saber lo que se vive en un maratón, le tengo mucho respeto a esta distancia y debo prepararla. Ahora me motiva correr y montarme en una bici, a ver qué se siente", ha comentado.

Sus logros más importantes han sido las medallas conseguidas en la Copa del Mundo de marcha atlética 2004 (bronce), los Juegos Olímpicos del Mediterráneo 2005 (plata) y los Campeonatos del Mundo de 2007 (bronce). En los Juegos Olímpicos consiguió dos diplomas por su séptima y quinta plaza en Atenas 2004 y Pekín 2008, respectivamente. En mayo del año 2009 María ganó su primera gran carrera internacional: la Copa de Europa disputada en Metz (Francia). En el Mundial de 2009, en Berlín, se convirtió en la primera atleta española que participó en siete Campeonatos del Mundo diferentes, sumando el octavo en Daegu en 2011. En la actualidad dirige su propio equipo, el Club Atletismo María Vasco del cual es fundadora y propietaria. Su entrenador es 'Fali' Sánchez.