Publicado: 10.11.2013 15:14 |Actualizado: 10.11.2013 15:14

Márquez se proclama campeón de MotoGP, el más joven de la historia

Su tercera posición en el GP de Valencia le permite hacerse con el título. Jorge Lorenzo, ganador de la carrera, y Pedrosa completan el podio en Cheste 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El piloto español Marc Márquez (Repsol Honda) se ha proclamado campeón del mundo después de finalizar el Gran Premio de la Comunidad Valenciana en tercera posición, en una carrera que ha ganado su rival por el título este domingo, Jorge Lorenzo (Yamaha), y en la que Dani Pedrosa (Repsol Honda), segundo, ha completado un nuevo triplete para el motociclismo español.

Márquez y Lorenzo llegaban al circuito Ricardo Tormo separados por 13 puntos. Con esa distancia en la clasificación, el '99' tenía que ganar y que el '93' acabase quinto o peor. El mallorquín lo probó con una estrategia inicial de rodar lento para formar un grupo que llevase al error a Márquez. Pero el de Cervera rodó muy cómodo en todo momento, no sucumbió a la presión y ya es, con 20 años y 266 días, el campeón del mundo más joven de la historia de la categoría reina del mundial de motociclismo.

Nadie se saltó el guión en la salida de MotoGP. Lorenzo tuvo que desistir de emplear su quinto motor, el que ayer le dio problemas de electrónica durante los entrenamientos, para evitar disgustos y por ello empleó el mismo que en Jerez de la Frontera y Phillip Island.

No tardaron demasiado en comenzar las primeras "refriegas", pues al final de la primera vuelta Pedrosa intentó adelantar a Lorenzo, pero éste le contestó casi de inmediato para recuperar el liderazgo, en tanto que por detrás el español Álvaro Bautista (Honda RC 213 V) superó a final de recta a Rossi. Pedrosa lo volvió a intentar pero una vez más se coló a final de recta en el siguiente giro y Lorenzo recuperó la posición y todo ello con un Marc Márquez expectante al que se le acercaba poco a poco Bautista y al unísono se alejaba Rossi.

Lorenzo y Pedrosa protagonizaron una de las carreras más encarnizadas de la temporada y cada intento del de Repsol Honda era contestado prácticamente de inmediato por el de Yamaha. Estaba claro que no iba a existir ni el más mínimo atisbo de duda en ningún momento durante las treinta vueltas programadas ya que a Lorenzo sólo parecía valerle el triunfo y necesitaba marcar el ritmo que más le interesaba. Pedrosa lo intentó por dentro y por fuera y a cada intento del primero hubo una inmediata respuesta del segundo y, además, de la manera más contundente, llegándose a tocar moto contra moto en no pocas ocasiones.

El décimo giro marcó un punto de inflexión en la carrera pues en la curva Doohan, Pedrosa volvió a pasar a Lorenzo y éste intentó mantener por todos los medios la posición con lo que ambos se volvieron a tocar nuevamente y el mayor beneficiado fue Marc Márquez, que pasó primero al abrirse tanto el de Yamaha como el de Repsol, que tuvo que evitar la caída y se vio superado por Bautista y Rossi y con ello relegado a la quinta plaza desde la que remontar. Apenas fue una vuelta líder Márquez pues en el undécimo giro Lorenzo volvió al ataque y le adelantó sin dudar, pero con Bautista, Rossi y Pedrosa nuevamente pegados a ellos.

Desde atrás, Pedrosa comenzó a recuperar terreno para superar primero a Álvaro Bautista, tras ello se colocó en la estela de Valentino Rossi, al que superó en la decimocuarta vuelta para irse tras Márquez y Lorenzo, que cumplió a la perfección con su objetivo de protagonizar una carrera lenta que permitiese a otros pilotos entrar en la pelea por la victoria. Con todo, Lorenzo consolidó poco a poco su primera posición, mientras que Márquez se estabilizó en la segunda plaza, sabedor de que por detrás se acercaba poco a poco Dani Pedrosa, en tanto que Rossi y Bautista se iban quedando rezagados.

Ese era un resultado que al piloto de Repsol le valía para ser campeón del mundo y por ello, bien señalado desde su pizarra, decidió no arriesgar hasta el final más que lo estrictamente necesario en tanto que Lorenzo, delante, marcaba un nuevo récord del circuito en el vigésimo primer giro camino de la victoria, la octava de la temporada. Una vuelta después Dani Pedrosa le arrebató el récord del circuito a Lorenzo y se acercó al rebufo de la moto de su compañero en Repsol, apenas seis décimas de segundo a falta de ocho vueltas y a cuatro vueltas de la conclusión Pedrosa ya era segundo, pero con el objetivo de llegar hasta Lorenzo inalcanzable.