Público
Público

Márquez reescribe la historia

El español se convierte, con 20 años y 63 días, en el piloto más joven en ganar una carrera de en la clase reina del motociclismo. España copa ocho puestos en los cajones de Austin

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El español Marc Márquez (Respol Honda RC 213 V) escribió anoche una nueva página de récord en la historia del motociclismo mundial al convertirse en el más joven ganador de un gran premio de MotoGP, tras imponerse en el G.P. de las Américas que se disputó en el circuito de Austin (Texas).

Márquez desbanca de esa posición de privilegio nada menos que al mítico estadounidense Fast Freddie Spencer (Honda), quien en 1982 ganó el Gran Premio de Bélgica de 500 c.c. con 20 años y 196 días y que el español deja ahora en 20 años y 63 días, tras ser también el más joven en conseguir la mejor clasificación de entrenamientos, igualmente en detrimento del americano.

Como era de prever Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V) fue el más rápido en la salida, aunque su compañero de equipo lo intentó cerrando bastante la trayectoria en la curva del final de la subida de la recta de meta, pero se tuvo que abrir tras la misma para no forzar demasiado la inclinación de su moto y su rival, como también el alemán Stefan Bradl (Honda RC 213 V), no perdonaron.

Pedrosa tiró fuerte en cabeza de carrera en tanto que Márquez no esperó al final de la primera vuelta para superar al alemán, que se convertía entonces en el principal escollo del actual campeón del mundo, el español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), para intentar seguir el ritmo que iban a imponer los pilotos de Repsol Honda.

Un toque de 'carenados' y la presión de Lorenzo fueron suficientes para que en la segunda vuelta el campeón estuviese en la tercera posición, pero sus rivales aguantaban firmes en cabeza de la prueba mientras otro campeón, el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) tenían su particular pelea.

Rossi se las tuvo que ver no sólo con Bradl, sino también con el español Álvaro Bautista (Honda RC 213 V), el británico Cal Crutchlow (Yamaha YZR M 1) y su compatriota Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici) para luchar por la cuarta plaza, aunque ni él ni el español aguantaron el ritmo de Bradl y Crutchlow, que consiguieron unos metros de ventaja.

Pedrosa y Márquez mantuvieron una cerrada pelea en todo momento, con apenas diferencias entre ellos en lo que se refiere al tiempo, pero si había una importante en cuanto a la elección de los neumáticos, pues mientras el primero optó por un compuesto blando en el neumático trasero, con duro en el delantero, como Márquez, éste prefirió emplear un compuesto duro también detrás.

Si el asfalto del trazado estadounidense cumplía con las características que puso de manifiesto durante el fin de semana en lo que a su fuerte poder abrasivo se refería, las últimas vueltas podían resultar determinantes para los neumáticos y las aspiraciones de ambos.

Así fue como en la vuelta trece Marc Márquez protagonizó el adelantamiento de la jornada al meterse por el interior de la trazada a su compañero de equipo, quien no obstante no arrojó la toalla y esperó su oportunidad para devolverle la acción al joven debutante de MotoGP. Pero la oportunidad no llegó nunca y con el paso de las vueltas lo que sucedió fue que las diferencias, aunque no mucho, se abrieron poco a poco y Márquez consolidó su primera victoria en la categoría, la que le convierte en el más joven en la historia del motociclismo en conseguirla.

Un hito deportivo que hasta el propio Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), el nueve veces campeón del mundo italiano, le supo reconocer en la propia pista al acercarse hasta él para felicitarlo, todo un gesto de campeón. Y no fue el único pues está claro que el motociclismo español goza de muy buena salud, ya que los españoles lograron subirse a ocho de los nueve cajones en las tres categorías. Hito que ningún otro país había conseguido antes.

En Moto2, Nicolás Terol (Suter) hizo buena su primera clasificación en la primera línea de la formación de salida y logró también su primera y clara victoria al aprovechar oportunamente una serie de circunstancias. El líder del campeonato hasta el momento, el también español Pol Espargaró (Kalex), se vio forzado al abandono de la carrera en la cuarta vuelta si bien las molestias que al principio tuvo en el pie izquierdo al final quedaron en nada.

En el mismo giro que Espargaró dijo adiós a sus opciones, otro español reclamó con fuerza las suyas, pues Nico Terol se decidió a pasar a Nakagami y Aegerter para situarse líder y marcar su primera vuelta rápida de carrera. El ritmo impuesto por Terol le permitió quedarse sólo en cabeza de carrera, con un trío perseguidor en el que ahora estaban el finlandés Mika Kallio (Kalex), el suizo Aegerter y el británico Redding, pero ya a casi dos segundos del español, diferencia que fue incrementándose hasta el final, en el que Esteve 'Tito' Rabat (Kalex) culminó su excepcional remontada con la recompensa del segundo lugar del podio.

Y fue en Moto3 en donde otro español, Alex Rins (KTM), logró su primera victoria en grandes premios por delante de Maverick Viñales (KTM) y Luis Salom (KTM), después de que la carrera se tuviese que detener con bandera roja por el accidente del holandés Jesper Iwema (Kalex KTM), quien se propinó un fuerte golpe en la cabeza que le dejó dos minutos inconsciente, aunque trasladado a un hospital no se le detectó ninguna fractura y su estado de salud es bueno. La carrera se reanudó con una manga de solo cinco vueltas en la que Rins fue el más rápido.

Rins, Viñales y Salom llegaron a la última vuelta en un pañuelo y aunque Rins intentó cerrar todos los huecos, Luis Salom lo intentó en la curva de entrada a la recta de meta pero se equivocó al forzar demasiado y verse obligado a abrirse para evitar perder la adherencia en los neumáticos de su KTM, momento en el que sus rivales se mostraron inexorables y le superaron para relegarle a la tercera plaza.