Público
Público

Márquez saca las uñas a Lorenzo

El polémico adelantamiento en la última curva de Jerez crea un nuevo pique en el paddock. El nuevo líder del Mundial defiende su actuación ante el campeón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) abrió este domingo la 'caja de los truenos' con su controvertido y ajustado adelantamiento a Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) en la última curva de la última vuelta, paradójicamente la curva denominada desde este fin de semana 'Jorge Lorenzo'. Hasta la fecha ese punto se conocía como curva Ducados, pero en honor al cuatro veces campeón del mundo -dos de ellas de MotoGP, en 2010 y 2012- su nombre es ahora el que recibe esa zona del trazado, precisamente la más conflictiva, por sus especiales características.

Lorenzo había sido el más rápido en entrenamientos, pero en carrera se vio que sería incapaz de seguir a Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V), cuando éste le superó y marcó un ritmo inalcanzable para sus rivales, por lo que todo el interés de la carrera se centró en la lucha por la segunda plaza.

Como siempre, habrá voces a favor y voces en contra de la acción de Márquez, de la pasividad de Lorenzo al abrirse demasiado o de la agresividad de Márquez al meterse por donde no había sitio, pero el hecho cierto es que al final la segunda plaza de Márquez le otorga el liderato del mundial de MotoGP a un debutante.

Bien es cierto que no significa nada, apenas se ha cumplido la tercera cita de un campeonato que consta de dieciocho y que todavía hay mucho por decir, pero también es verdad que en estas tres carreras Marc Márquez ya ha pisado los tres peldaños del podio y ello le otorga la primera posición con tres puntos de ventaja sobre Pedrosa y cuatro respecto a Lorenzo.

Lo cierto es que Márquez ha tocado la fibra de Lorenzo, que le negó la mano cuando éste se acercó nada más terminar la carrera. El duelo y el morbo está servido para las próximas carreras. Márquez ha demostrado que se ha adaptado perfectamente tanto a la Honda como a la nueva categoría y que está dispuesto a pelear por el Mundial desde el primer momento. Para lo cual no dudará en ofrecer el máximo espectáculo y arriesgar todo lo que pueda ante toda una institución como Jorge Lorenzo. 'No me preocupa que me tilden de agresivo o duro, yo soy yo y tengo mi estilo de pilotaje y no quiero comparar, pero en el pasado ha habido bastante pilotos agresivos y al final son los aficionados los que disfrutan con las carreras', dijo sobre su pilotaje.

El momento del polémico toque recordó a viejos tiempos. En 1996 el australiano Doohan ejecutó esa misma maniobra ante Alex Crivillé, que terminó saltando por los aires. Y en 2005 el italiano Valentino Rossi se metió por dentro de la curva que enfilaba a Gibernau, le tocó y lo sacó de la pista jerezana.

Márquez reconoció ayer que 'en la última curva, como había visto en vídeos, simplemente me pensaba conformar con la tercera posición, porque pensaba que Jorge se cerraría un poco más, pero cuando he visto que se ha abierto me he ido hacia adentro y.., lo más importante es que los dos hemos acabado'.

Pese a todo, Márquez quitó hierro a la negativa de Lorenzo a saludarle. 'Le he intentado pedir disculpas en tres ocasiones, pero también se ha visto que tiene mucha experiencia y que en caliente no ganaría nada con decir cualquier cosa, así que máximo respeto para él y pedirle aquí nuevamente disculpas y que lo entiendo perfectamente que esté así'. Mientras que Lorenzo justificó su silencio: 'No gano nada hablando del incidente y como no lo gano no voy a hablar'.

Sin embargo, el Mundial no parece todavía un coto cerrado de Márquez, Pedrosa, Lorenzo. Tanto el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), como el británico Cal Crutchlow (Yamaha YZR M 1) parecen estar en condiciones de pelear por el podio en cada carrera de MotoGP, si bien en Jerez se quedaron sin opciones muy rápido. La victoria de Dani Pedrosa aleja cualquier atisbo de duda. El piloto de Repsol es el de siempre y estará en la pelea por el título sin que nadie le pueda descartar y en Jerez dejó claro que tiene recursos más que suficientes para ello.

También parece tener recursos más que sobrados para estar en lo más alto del podio unas cuantas veces Esteve 'Tito' Rabat (Kalex), que protagonizó una carrera de Moto2 impecable de principio a fin. Fue el más rápido de entrenamientos y también en carrera, en la que marcó hasta cinco vueltas rápidas y su triunfo resultó incuestionable.

En Moto3 no se pudo ver un final 'de infarto' entre dos clásicos, Maverick Viñales (KTM) y Luis Salom (KTM), la caída del francés Alan Techer (TSR Honda), que luego no sufrió daños de consideración, lo impidió, como también otra caída sin consecuencias alejó a Alex Rins de la pelea por una victoria semejante a la que consiguiese en Austin, pero si dejó claro que todos ellos están llamados a ser, habitualmente, los protagonistas de una temporada que por ahora sólo pinta de color español.