Público
Público

Marta ya piensa en Londres

La palentina, acompañada por su abogado, dijo que no ha hecho nada y que sólo quiere preparar los Juegos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La apuesta de Marta Domínguez era arriesgada, pero la palentina, dentro y fuera de la pista, siempre ha sido valiente. Valoró con su abogado, José Rodríguez, la posibilidad de emitir una nota de prensa. Habría sido más cómodo, pero menos impactante. Tras ser exculpada de los cargos de dopaje de la operación Galgo, el pasado martes se reunió con el presidente de la Federación de Atletismo durante dos horas, consultó con el Comité Olímpico Español (COE) y encontró apoyo y cobijo para su rueda de prensa. Tanto José María Odriozola como Alejandro Blanco se han volcado en las últimas horas con Marta Domínguez.

Domínguez no piensa en vengarse de las personas que la han acusadoLlegó la atleta palentina a la sede del COE con hora y media de antelación, donde fue recibida por su presidente. 'La vi muy bien, tranquila, sonriente y con los ojos brillantes. Yo he apostado por ella, por su inocencia', señaló Blanco a Público. Marta dio los últimos toques a su comparecencia en un despacho y bajó, entre el tumulto de las cámaras, como aquella fría mañana de diciembre, cuando casi la tiran en los aledaños de los Juzgados de Plaza de Castilla.

Desde el primer momento, y pese a la insistencia, Marta Domínguez se mostró sin ansias de venganza. 'No soy política. No he venido a hablar mal de nadie', respondió cuando le preguntaron por la actuación de la Guardia Civil y las posibles vinculaciones políticas de su caso. 'Ha sido una situación muy complicada, no puedo decir que no he sufrido, y lo que más me ha dolido ha sido ver a mi familia sufrir. Jamás he hecho nada. Quiero recuperar la forma tras un hijo y preparar los Juegos de Londres', añadió Marta.

Aunque se considera víctima de un juicio paralelo, no entró en críticasLa reina de los 3.000 metros obstáculos sólo se empezó a incomodar cuando llegaron las preguntas por Urco, el perro registrado por su marido Diego, el mismo nombre que sirve para etiquetar una bolsa de sangre junto al número de teléfono de Marta. Este es un asunto de la operación Puerto, aún pendiente de juicio, que bloqueó el discurso de Marta y de su abogado. La atleta negó su existencia. '¿Su marido tuvo un perro llamado Urco?', inquirió un periodista. 'No, no', respondió Marta muy incómoda. Las cuestiones sobre el perro arreciaron. 'Ya no voy a contestar a ninguna pregunta más sobre eso', zanjó la palentina, que habló de un juicio paralelo.

Marta reconoció haber conocido a Eufemiano Fuentes, imputado por delito de dopaje, hace años en una Copa de Europa en la que compartió habitación con Cristina Pérez, su exmujer. 'Le conozco, no voy a decir que no, ella nos presentó. Esa es la relación con él', explicó. Marta no considera grave que el médico canario tuviera su teléfono en su agenda. 'Yo tengo el teléfono de Rajoy. ¿Qué significa eso? Y también el de Bisbal, ¿y?', desafió. Cuando se le inquirió por la posibilidad de que exista una bolsa con su sangre, fue tajante: '¿Quieres un análisis de ADN? Pues que me lo pida un juez'.

Marta sigue considerando a César Pérez, aún imputado, como su actual preparador. 'Mi entrenador sigue siendo él, pero está imputado y no sé si puede serlo. Llevo muchos años con un plan similar y eso es lo de menos', señaló la atleta, que no presenta sobrepeso y que ya ha empezado una preparación suave después de haber sido madre en mayo.

Mientras, el presidente Odriozola dijo que siente 'una gran alegría' por la anulación de las imputaciones por tráfico de dopaje que pesaban sobre la atleta. En la misma línea se manifestó Alfredo Pérez Rubalcaba, que se mostró 'encantado' con que se haya 'hecho justicia' con Domínguez. 'No me costaría nada disculparme con ella, pero no lo haré porque no me considero responsable del proceso: no soy ni guardia civil, ni juez'. Ayer, la Diputación de Palencia propuso a Marta como candidata para el Premio Príncipe de Asturias.