Publicado: 11.04.2014 23:16 |Actualizado: 11.04.2014 23:16

Martino: "Es tan difícil en la vida y en el fútbol ser Messi"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El entrenador del FC Barcelona, el argentino Gerardo 'Tata' Martino, ha aceptado este viernes que su equipo "ha fracasado" al quedar eliminado contra el Atlético de Madrid en la Liga de Campeones, aunque ha asegurado que se sentirá feliz si vence en los títulos a los que aún aspira su equipo, como son la Copa del Rey y la Liga.

"El fracaso tiene que ver con la Champions. Fue un fracaso y lo seguirá siendo, pero seré feliz si ganamos alguna otra competición", ha señalado el preparador azulgrana este mediodía en la Ciudad Deportiva del Barça tras finalizar el entrenamiento, previo al partido que mañana jugará contra el Granada. Martino tiene claro que la claudicación en la Liga de Campeones "seguirá siendo un fracaso, pase lo que pase en la Liga y en la Copa".

A pesar de las embestidas que han sufrido tras caer en Madrid, tanto él como sus jugadores, Martino ha defendido a su grupo y ha asegurado que cualquier preparador "querría estar en el sitio que estoy yo y dirigir a estos jugadores. Son muy pocos los que pueden entrenar al Barcelona".

El entrenador azulgrana ha asegurado que sus jugadores son conscientes de lo que se juegan en el campo del Granada, donde el rival va a salvar la categoría, y los barcelonistas afrontan el compromiso con la angustia de no poder ceder ni un solo punto para no perder el tren de la Liga. "Ni una buena actuación mañana nos garantiza tener una buena 'chance' con el Madrid; son seis finales y la de Copa una más", ha señalado, a la vez que ha destacado que su equipo tiene capacidad de reacción, al recordar que el año pasado, tras quedar eliminado en la Copa de Europa por el Bayern, "el equipo acabó siendo campeón de Liga".

Siguiendo con el varapalo sufrido en el Calderón, Martino ha sido muy concreto acerca de sus expectativas: "Las derrotas te restan opciones de futuro. Pero ni una derrota ni una victoria cambiará el mío". A pesar de la trascendencia del partido de mañana y de la confianza que muestra en los suyos, el entrenador azulgrana ha reconocido que es "imposible estar recuperados de una eliminación en una competición donde había tantas ilusiones, pero no tenemos tiempo para lamentarlo".

"Este equipo sabe perfectamente lo que hay en juego mañana en Granada. Y si algo ha mostrado este equipo es que entiende dónde juega; todos sabemos lo que nos jugamos mañana. No hay diferencias entre los rivales, todos son necesarios. Ahora lo que nos asegura depender de nosotros es obtener los seis triunfos", ha dicho.

Acerca de la sentencia de Johan Cruyff, quien ayer dijo que hace años que el entrenador del Barcelona no manda en su parcela, Martino ha sido escueto cuando se le ha preguntado acerca de la nueva intervención del exentrenador: "Bueno, sí. Intento (mandar en el vestuario)".

De las declaraciones que hizo el argentino cuando finalizó el partido, al referirse que había encasillado a Messi, Martino ha redefinido su discurso: "Debo estar loco si dije algo así. Quise decir que (Messi) entrara menos en la elaboración del juego y fuera más decisivo". "No buscaba que Leo corriera más, sino que encontrara pelotas de más calidad, por eso que arrancase de extremo derecho", ha señalado el preparador, quien ha reconocido que lo que realmente le preocupa de su compatriota es que encuentre balones "que le permitan decidir un partido, no si corre más o menos".

"A veces me pongo a pensar que es tan difícil en este fútbol y en esta vida ser Leo Messi. Es todo tan injusto. Es muy difícil ser él en esta vida, sumamente difícil. No solo jugar a fútbol sino vivir también lo debe ser", ha señalado.