Público
Público

Más alineación que fútbol

Mourinho sale con toda la dinamita, pero el Madrid gana con un gol de Carvalho y mal juego

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La hinchada se agolpaba a las puertas de los bares aledaños al Bernabéu. Tan incrédula como ilusionada quería contemplar la derrota del Barça antes de asistir al estreno oficial de su equipo. Todavía con restos del moreno playero, los socios, con el carnet tan renovado como la ilusión, se contaban las vacaciones mientras festejaban la atrevida alineación de Mourinho. Un equipo para jugar al fútbol que, sin embargo, no procesó el mensaje emocional que le llegaba del exterior. Hace tiempo que el vestuario del Madrid no interioriza la sensibilidad de su afición. Ese cordón umbilical está roto desde hace varias temporadas. Este sábado, con toda la dinamita en el campo, con el batacazo del Barça se esperaba una salida eléctrica, un arreón inicial que se tradujera en un golpe de autoridad. Nada.

Tardó el Madrid 20 minutos en apurar a Ricardo. Fue un centro desde la derecha de Benzema que Higuaín bajó bien pero finalizó mal. Jugó Benzema de extremo derecho. Se movió y trabajó, pero da la sensación de jugar demasiado alejado del área y de ser demasiado pesado para romper a un lateral como Monreal. Le falta livianidad y explosividad para hacer daño de verdad pegado a la cal. Para esa tarea se supone más capacitado a Pedro León. Lo demostró en el primer uno contra uno que tuvo cuando salió por Benzema. Cosió dos recortes y una rosca templada que puso en pie al Bernabéu, que siempre tuvo admiración por esa clase de gestos.

La siguiente ocasión a la de Higuaín fue más clara. Una combinación entre Özil y Cristiano que este estrelló contra el cuerpo de Ricardo. Empezó bailón Cristiano con un taconazo, pero firmó un partido ciclotímico. Las bicicletas que no van a ninguna parte empiezan a exasperar al personal, que le silbó en un par de ocasiones. Estuvo más brillante en el pase que en el regate. Una rareza dentro de esa melancolía que le embarga desde antes del Mundial. Suya fue de nuevo la oportunidad de abrir el marcador después de que el equipo escuchara una sonora pitada camino de los vestuarios.

En el primer ataque claro tras el arranque, Özil condujo un contragolpe y se lo entregó a Cristiano para que lo culminara a placer. De nuevo remató facilón para Ricardo que rechazó el disparo. Picado por el error, rebrotó el Cristiano ganador, que se incorporó como un resorte para meter la puntera y regalarle el gol a puerta vacía a Carvalho. El gol descompuso a Osasuna, que enseñó muy poco. Llegaron entonces los mejores momentos del Madrid. Cristiano sacó dos pases interiores que ni Higuaín ni Özil acertaron a aprovechar. Jugó el mediapunta alemán a ráfagas, pero pareció ser el elemento ofensivo de Mourinho con las ideas más claras. Se le vio con intención en las conducciones con velocidad.

Estuvo poco exigido el Madrid en su estreno en el Bernabéu por un rival que le respetó demasiado. Aunque también se vio la mano de Mourinho en detalles que ahogaron cualquier intento de salida del equipo de Camacho. Ganó el Madrid casi todos los saques largos y se impuso en las disputas de los saques de banda lo que le valió para recuperar el balón y tenerlo. Quiso jugarlo, pero aún le falta velocidad en la circulación.

1 - Real Madrid: Iker Casillas; Sergio Ramos, Carvalho, Pepe, Marcelo; Khedira, Xabi Alonso: Cristiano Ronaldo, Özil (Granero, m.88), Benzema (Pedro León, m.70); e Higuaín (Di María, m.90).

0 - Osasuna: Ricardo; Damiá (Oier, m.63), Lolo, Flaño, Monreal; Juanfran, Puñal, Nekounam, Camuñas; Soriano (Pandiani, m.75); y Aranda (Masoud, m.67).

Goles: 1-0, m.48: Carvalho.

Árbitro: Teixeira Vitienes (colegio cántabro). Amonestó a Cristiano (53) y Marcelo (83) por el Real Madrid, y a Puñal (19) y Aranda (44) por Osasuna.

Incidencias: encuentro correspondiente a la segunda jornada de Primera división, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 68.000 espectadores.