Publicado: 20.07.2015 23:05 |Actualizado: 21.07.2015 07:00

El más difícil todavía de Asensio en el Madrid

El crack de la selección sub-19, campeona de Europa, etiquetado como futbolista prodigioso, se enfrenta a ¿una misión imposible?: jugar a los 19 años en el Madrid. “Lo veo factible. Me recuerda a Iniesta”, señala Serra Ferrer, uno de sus mentores

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 6
Comentarios:
Marco Asensio, durante el Europeo sub-19. UEFA

Marco Asensio, durante el Europeo sub-19. UEFA

MADRID.- Hoy no sólo se habla de Marco Asensio (Palma, 1996) en el fútbol español. También se habla de la generación de Marco Asensio. Un futbolista zurdo, imprescindible en el titulo de Europa sub-19 que acaba de lograr la selección española. Es más, el mundo habla de un futbolista con una imaginación prodigiosa, incapaz de olvidar para siempre su asistencia a Nahuel en el segundo gol de la final ante Rusia. Pero su breve biografía está llena de días así. A los 10 años, ya metía goles desde el saque de esquina. A los 16, estuvo a punto de fichar por el Barça. A los 18, el pasado invierno fichó por el Madrid para la temporada 2015-16, y precisamente eso es lo que hoy motiva una pregunta lógica, ambiciosa: ¿a qué debe esperar Asensio para triunfar en el Madrid? Una pregunta que el técnico Andoni Goikoetxea, que ya ganó un Europeo sub-19 “con la generación de De la Peña, Morientes, Joseba Etxeberria…”, admite con realismo: “Es una pregunta que se va a hacer y que claro que se puede hacer”, contesta. “Pero eso de llegar y jugar directamente en el Madrid, no sé, me parece que en los últimos veinte años es algo que sólo han logrado Raúl, Guti o Casillas”.

“Prefiero mostrar mi admiración a Asensio a imaginar el futuro”, replica Serra Ferrer, el hombre que hizo su primer contrato al futbolista en el Mallorca. “Me ha sorprendido siempre. Lo hizo a los 15 años como ahora a los 19. Pero no sólo por el talento que tiene con la pelota, con esa pierna zurda. También por la calidad de su cabeza en la que ves un chico muy bien aprendido, que fue capaz de superar un golpe tan fuerte como lo fue la muerte de su madre hace un par de años. Entonces yo me pregunto: si Marco ha sido capaz de ser tan duro, ¿por qué vamos a ponerle nosotros algún límite con las palabras?, dejemos que sea el tiempo, es mejor para todos, para él y para los que nos apasionamos con él”.



Sin embargo, la leyenda Asensio ya ha empezado. En realidad, empezó desde el mes de diciembre cuando el Madrid le fichó y se supo lo primero de él, de su capacidad para sacrificarse, de la humildad de su vida, hijo de Gilberto, empleado en un supermercado, y hermano de Igor, que prepara oposiciones para la Policía. Pero en medio de esa familia resulta que ya está Marco, que acaba de ser campeón de Europa y que, dentro de dos semanas, cuando termine sus vacaciones, compartirá vestuario con Cristiano Ronaldo o Sergio Ramos. “La primera idea que se me ocurre es que vaya cedido para que pueda entrar en contacto con la Primera división”, explica Goikoetxea. “Pero tampoco me preocupa lo que pueda pasar. Sé que está en las mejores manos posibles. Conozco a Rafa Benítez desde que estaba en juveniles y conoce esa casa como nadie. Él encontrará una solución ideal para Asensio. El chaval en ese sentido puede estar tranquilo. El entrenador no se equivocará con él”.

Como si fuese Iniesta

Serra Ferrer, antes de ser primer entrenador del Barcelona, fue director del fútbol base del Barcelona durante cinco años, “en una época en la que salió gente como Víctor Valdés, Reina e Iniesta, sobre todo Iniesta. Hoy, veo a Asensio y es como si viese una radiografía de Andrés. Recuerdo que a los 16 años le subí al primer equipo, porque con Iniesta pasaba como ahora con Asensio. Son chavales que te llenan de motivos, que los ves y los admiran, porque están deseando compartir todo lo que aprenden. No es fácil ser futbolista y ser así. Por eso no me queda la menor duda de que, pase lo que pase ahora en el Madrid, Marco sabrá comportarse como una persona normal. Él nunca va a ser el que se complique la vida fuera del césped, al contrario”.

El discurso de Serra Ferrer, en realidad, es el de un apasionado. Y lo reconoce: “Porque este muchacho hace cosas de Michael Laudrup, no de Marco Asensio”. Quizá por eso ha pasado en tres años de cobrar mil euros en el Mallorca a fichar por el Madrid, a ser campeón de Europa sub-19 o a edificar sueños de grandeza. “Hablamos de un proyecto magnífico”, señala Goikoetxea. “Por lo tanto, lo más lógico es que entre todos le faciliten la vida y eso pasa por reconocer que Asensio tiene que jugar, debe jugar en Primera este mismo año. No sé si en el Madrid o en otro equipo, pero lo que quiero es verle jugar”.

La tecla del éxito

No sólo es Asensio. También son Borja Mayoral, killer y Bota de Oro del Europeo, Vallejo, Merino, Ceballos…, jugadores jovencísimos que han logrado este título de Europa sub-19 lo que, sin embargo, no es una garantía de futuro, porque “en el fútbol no está nada escrito”, insiste Luis de la Fuente, el seleccionador del éxito, que recuerda que “no sólo basta con ser bueno”. Y la prueba estuvo, sin ir más lejos, en aquel Mundial sub-20 que ganó en Nigeria la generación de Casillas y Xavi, entre los cuales no llegaron todos. Ni siquiera los que parecían mejores como uno de los más prometedores de aquel equipo, Alex Lombaredero, que acabó vendiendo cupones de la ONCE tras serle detectada una enfermedad ósea. Pablo Coira se retiró jugando en el fútbol húngaro… Fran Jusue lo hizo en el Agües de Tercera… Quizá porque el éxito es muy complicado, no es tan fácil de apretar esa tecla como explica Serra Ferrer. “Por eso es tan importante que los jóvenes estén bien aprendidos. No sólo se trata de jugar bien al fútbol. Hay muchas más cosas que esas”.

De ahí que Andoni Goikoetxea, experto en sus inicios en las categorías inferiores de la selección española, no se canse de recomendar prudencia. “Lo normal es que los que sean buenos de esta selección lleguen como ha pasado casi siempre. Pero a veces la cosa se complica porque en el fútbol español hay mucho extranjero y, en vez de ayudar al jugador nacional, lo perjudicamos”. Sin embargo, en un día como el de hoy, tan reciente esa exhibición de España en la final frente a Rusia, ¿quién se atreve a poner límite a Ceballos en el Betis? ¿Cómo pensar que Borja Mayoral, con una media de 50 goles por temporada en las inferiores, no va a ser un ariete de futuro? De hecho, el periodista Julio César Iglesias aseguraba con rotundidad la semana pasada que Benítez ha elegido a Mayoral como primer recambio de Benzema para esta misma temporada.