Público
Público

"Tengo más miedo del árbitro que del Madrid"

José Armando Ufarte (1941) ganó dos Copas del rey con el Atlético en las que dio los dos pases de gol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ganó dos Copas del rey con el Atlético en las que José Armando Ufarte (1941) dio los dos pases de gol. 'Lo recuerdo como si fuese hoy, la primera ante el Zaragoza y la segunda ante el Valencia'. Por eso su corazón siempre estará asociado al del Atlético, a una vida en común que duró diez años (1964-74) en los que no pasaba como ahora. 'Entonces el Atlético era superior al Madrid. Teníamos mejores jugadores: Luis, Abelardo, Pereira, Garate... De hecho, los que llegamos a la final de Copa de Europa frente al Bayern fuimos nosotros'. Pero hoy Ufarte sabe que es diferente. 'Al Atlético le falta dar ese paso para luchar de igual frente al Madrid y al Barcelona'.

¿Entonces qué opciones existen esta noche para el Atlético?

La primera es jugar mejor que el Madrid.

¿Será suficiente así?

Pues si digo la verdad no lo sé. Los árbitros hoy en día tienen una influencia bárbara en los resultados y casi siempre se alían a favor del poderoso. Hay cosas que no son normales como la que le ocurrió al Málaga frente al Borussia. Por eso desconfío muy sinceramente... En mi época no era así.

Luis Aragonés motivaba a los futbolistas diciendo: 'Estoy hasta los huevos de perder en este campo'. ¿No es un milagro ganar en el Bernabéu?

En mi época, no. De hecho, yo gané varias veces en el Bernabéu. Por lo tanto, no es un milagro, pero hay que jugar sin miedo, hay que jugar sin nervios, hay que hacerlo mejor. Si se hace así, lo normal es ganar en todos los campos. Yo lo aprendí en mi formación como futbolista. Desde los 15 a los 23 años jugué en el Flamengo, en Maracana frente a 140.000 espectadores... No he visto un estadio que imponga tanto como ese en mi vida. Pero allí fue donde me convencí de que si juegas mejor que el rival, salvo excepciones, vas a ganar siempre. Los estadios imponen hasta cierto punto.

Usted jugaba con ventaja. Hizo delantera en el Flamengo con tres campeones del mundo Gerson, Joel y Dida, el hombre al que sustituyó Pelé.

Yo les acompañaba, efectivamente. Pero no fue fácil llegar hasta ahí. Tuve que soñar mucho, jugar muchos partidos en el barrio, en Río de Janeiro no era fácil, ¿quién no va a querer jugar en un club que tiene 40 millones de seguidores en todo el mundo? Yo lo conseguí y luego vine al Atlético.

Al parecer, no quiso venir al Madrid. ¿Es verdad?

Sí, el Madrid le dijo textualmente a mi padre que no me fichaba porque ocupaba plaza de extranjero. Pero al verano siguiente, cuando vine a jugar el Trofeo Naranja con el Valencia, vino un emisario del Madrid a verme y a ofrecerme un contrato y le dije 'ya he firmado con el Atlético y yo tengo palabra'. Además, estaba muy enfadado por lo que me hicieron el año anterior.

¿Y le compensó?

Sí, claro. Yo viví en un Atlético en el que sólo se entendía la victoria, en ese equipo gané tres Ligas, dos Copas del rey... Todavía recuerdo aquella semifinal de Copa en el Metropolitano en el que vencimos 4-1 al Madrid antes de jugar la final frente al Zaragoza... En aquella época, éramos mejores que ellos, pero ahora...

¿Qué pasa ahora?

Es distinto. Ahora, se dice que al Atlético no le queda otro remedio que traspasar a Falcao y, claro, así es imposible hacer un equipo campeón... Se puede trabajar al máximo, pero siempre te faltará esa calidad para dar ese paso adelante.

Desde su época, ha cambiado demasiado el fútbol...

No, ha cambiado más en lo metálico que en la calidad de los futbolistas, no hay que olvidar que en mi época hubo uno, Pelé, al que todavía no ha conseguirlo igualar nadie. Ni siquiera Messi.

Tengo que creerle. Usted fue el hombre que a los 15 años le dijo a Iniesta: 'Sabes más de fútbol que otros que llevan 15 años jugando'.

Es verdad. A esa edad, yo lo llevé a las selecciones de las categorías inferiores de la selección, porque tenía que ser así. Iniesta, en realidad, era un fenómeno e interpretaba el fútbol como una persona mayor.

Luego, usted fue el segundo de Luis Aragonés que ganó la Eurocopa de Austria 2008. Desde entonces, no ha vuelto.

Sí, estuve diez años en la Federación, en los que gané la Copa de Europa en casi todas las categorías. Creo que es un bagaje. Y, sin embargo, desde que salí en 2008, no he tenido nada interesante. Puedo preguntarme por qué. ¿Acaso no fue maravilloso lo que hicimos con la selección en la Eurocopa de Austria? Pero la realidad ahora es la que es. No he vuelto a tener equipo.