Publicado: 24.01.2014 22:51 |Actualizado: 24.01.2014 22:51

Mata cierra su pulso con Mourinho y ficha por el Manchester United

Los 'red devils' confirman el traspaso del español por 45 millones de euros, el más caro de la historia del club

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El español Juan Mata ha aprovechado la primera ventana de fichajes que se ha abierto en Inglaterra tras la llegada a Londres de José Mourinho el pasado verano para abandonar el Chelsea y sumarse a las filas del Manchester United, a pesar de que en Old Trafford corren tiempos de crisis.

La salida del internacional español, de 25 años, pone fin al pulso que ha mantenido desde el primer día con el técnico luso, a cuyas órdenes cayó en desgracia y pasó de ser la estrella del equipo a un suplente habitual. Mata fue elegido mejor jugador del año por los aficionados del Chelsea las últimas dos temporadas, y firmó 21 goles y 29 asistencias la pasada campaña, pero ninguno de esos méritos le sirvió para encajar en los planes de Mourinho.

El portugués ya admitía en octubre que Mata estaba en una "situación difícil" dentro de su vestuario y, aunque le ponía como ejemplo ante sus compañeros por su actitud ante el trabajo, nunca llegó a ver en él una pieza útil para su engranaje, que requiere perfiles más defensivos. A pocos meses para el Mundial de Brasil, Mata veía con preocupación su falta de minutos: esta temporada ha contemplado desde la banda la mitad de los partidos de la Premier y tan sólo ha disputado tres encuentros completos.

El español estaba cansado de ver cómo el cuarto árbitro mostrara invariablemente su dorsal número diez en la pizarra de los cambios, y estalló, furioso, el pasado 1 de enero, cuando en el minuto 7 de la segunda parte ante el Southampton (0-3 para el Chelsea) Mourinho lo mandó sentarse de nuevo. Ese episodio fue un punto de inflexión tanto para Mata, que puso en marcha los mecanismos para buscar un nuevo club, como para su entrenador, que no ha vuelto a sacarlo al campo desde entonces.

El Manchester United estuvo atento a los acontecimientos en el vestuario de Stamford Bridge y no ha dudado en poner sobre la mesa 37 millones de libras (44 millones de euros) para llevarse a uno de los centrocampistas ofensivos que más elogios ha recibido en la isla en los últimos tiempos. Los problemas de Mata en Londres no podían llegar en mejor momento para el técnico David Moyes, que dirige a un United desorientado desde la marcha del veterano Alex Ferguson, quien se jubiló antes del verano tras 27 años al mando.

Moyes ve en Mata a un posible relevo para su actual número 10, el inglés Wayne Rooney, con quien mantiene una relación tensa y que intentó sin éxito salir de Manchester en agosto. El español, acostumbrado a coordinar el ataque desde el centro, ocupa de forma natural la misma posición en el campo que Rooney, si bien podría convivir en el campo con el inglés desde un papel algo más escorado hacia las bandas.

Mata competirá además por su puesto con centrocampistas como el belga Adnan Januzaj y japonés Shinji Kagawa, si bien todo apunta a que Moyes planea que el español sea un titular habitual que actúe como el revulsivo que necesita el equipo para encontrar el brillo que le ha faltado hasta ahora. El United, todavía vigente campeón de la liga inglesa, no ha podido seguir esta temporada el ritmo de los equipo de cabeza y se mantiene en la séptima posición tras 22 jornadas, seis puntos por debajo de los puestos europeos. Mata llega a Old Trafford, el estadio del club más laureado de Inglaterra, en un momento de crisis, cuando los "diablos rojos" no luchan por el título como es habitual sino por salvar la temporada logrando clasificarse para la próxima Liga de Campeones. El exvalencianista aspira a contribuir a la recuperación del United, pero también a cerrar en Manchester las heridas abiertas tras meses de lucha con Mourinho.